Imprimir

Fibra

La información va en un haz de láser

FAPESP y Padtec buscan soluciones innovadoras para telecomunicaciones

La fibra óptica es un filamento de vidrio o de materiales poliméricos flexibles que transporta una señal de luz. Es considerada la única tecnología capaz de hacer transitar información en alta velocidad, compatible con la demanda de sistemas de comunicaciones complejos, que involucran voz, datos e internet. Esa tecnología mueve un mercado mundial de 80 mil millones de dólares, dentro de un negocio total de telecomunicaciones de 3 mil billones de dólares. En Brasil, pese a la competencia acumulada a lo largo de más de 30 años, es responsable de una recaudación de 200 millones de dólares, dentro de la facturación total de equipamientos de telecomunicaciones de 8 mil millones de dólares. “Y aún es decreciente”, dice Jorge Salomón, presidente de Padtec S.A., empresa con sede en el Polo de Tecnología del Centro de Investigación y Desarrollo en Telecomunicaciones (CPqD). “La investigación en comunicación óptica no creó una base industrial significativa.”

Padtec, sin embargo, crece en sentido contrario al del mercado: es el mayor fabricante de aparatos de comunicación óptica de Brasil y su facturación se duplica a cada año, desde el 2004. La empresa -que es una especie de “brazo industrial” del CPqD- apuesta ahora al desarrollo de tecnologías y soluciones relacionadas a las redes ópticas. El día 12 de junio firmó un convenio por un período de cinco años con la FAPESP, por valor de 40 millones de reales -divididos entre los dos aliados. El acuerdo fue firmado en el ámbito del programa Investigación en Sociedad para la Innovación Tecnológica (Pite) y tiene el objetivo de apoyar investigaciones en telecomunicaciones y comunicación óptica y formar recursos humanos. Los proyectos involucrarán a universidades de institutos de investigación paulistas y serán desarrollados de forma cooperativa con el equipo de especialistas de Padtec.

La primera llamada a presentar propuestas contará con recursos de 8 millones de reales. “Es el mayor acuerdo de cooperación entre la FAPESP y una empresa”, subrayó Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la Fundación, durante la ceremonia de firma del convenio, el día 12 de junio, en el que también estuvo  presente el Vicegobernador, Alberto Goldman. “El convenio es ambicioso y ofrece plazos e inversiones que permiten la busca de investigaciones muy sofisticadas en el área”, subraya Brito Cruz.

Se espera que el acuerdo redunde en la generación de nuevas tecnologías para el mercado de telecomunicaciones, actualmente disputado por empresas globales. “La alianza con la FAPESP aumenta la posibilidad de que desarrollemos nuevos productos, al fin y al cabo los investigadores brasileños son capaces de vencer cualquier desafío en comunicación óptica”, afirma Hélio Graciosa, presidente del CPqD.

El convenio con la FAPESP será una especie de catalizador entre la investigación científica y las necesidades del mercado, alineándose así a uno de los principios que orientan la actuación de la Fundación, el de apoyar las investigaciones conectadas a su aplicación. “Ese acuerdo denota el rol estratégico que la FAPESP ha tenido en el desarrollo de la economía de São Paulo y de Brasil”, afirmó Goldman.

Los proyectos de investigación tendrán como foco el desarrollo de sistemas con tecnología de multiplexado por la división de la longitud de onda densa, conocida como DWDM, por sus siglas en inglés, que consiste en la transmisión de múltiples canales ópticos en una única fibra, multiplicando su capacidad de transmisión de datos en terabits por segundo. “La internet moderna requiere cada vez más velocidad de transmisión para ser eficiente”, dice Salomón.

Socios calificados
D
esde su creación, en 2001, Padtec busca soluciones innovadoras para el mercado de comunicación óptica, soluciones para redes de alto desempeño, incluyendo sistemas metropolitanos, acceso y storage (almacenamiento). La empresa es aliada tanto de grandes operadoras de telecomunicaciones, concesionarias públicas y privadas y de empresas integradoras de sistemas como de institutos de investigación, como  de Física y de Ingeniería de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp).

La FAPESP también ya apoya a varios proyectos de investigación en el área de comunicación óptica, como el KyaTera -en el marco del Programa Tidia (Tecnología de la Información en el Desarrollo de internet Avanzada)-, que intercomunica por medio de fibras ópticas, a decenas de laboratorios en el estado, permitiendo el desarrollo de investigaciones sobre la aplicación de internet avanzada, y el Centro de Investigación en Óptica y Fotónica (CePOF), en Campinas, uno de los 11 Centros de Investigación, Innovación y Difusión (Cepid). “Hoy se exige mayor largura de banda e a única saída é a fibra óptica”, dice Brito Cruz. “Esperamos de los investigadores una respuesta atrevida, de gran impacto. De escoger bien los proyectos, y si uno o dos resultan en buenos productos para el mercado, el Padtec ganará competitividad internacional”, prevé Brito.

Republicar