Imprimir Republicar

Memoria

Mal de amores y nostalgia

Después de 40 años, reeditarán nuevamente un disco pionero de modinhas coloniales e imperiales

Eduardo Cesar Portada del disco original…Eduardo Cesar

Una feliz conjunción entre música e historia estará accesible a los interesados cuando se cumplen los 200 años de la llegada de la Corte portuguesa a Brasil. El disco Modinhas coloniais e imperiais, agotado desde 1967, será reeditado en São Paulo en formato de CD. La obra es el primer registro grabado en longplay (LP) totalmente dedicado al género de la ?modinha?, que atravesó el período colonial y se extendió al Imperio, siempre cultivado en los salones del país.

La grabación en longplay, el antiguo disco de vinilo, comenzó a tomar forma cuando una joven investigadora de ciencias sociales, la también cantora lírica paulistana Léa Vinocur Freitag, fue invitada a cantar modinhas coloniales acompañada por el pianista Osvaldo Lacerda en el programa de televisión de Silveira Sampaio, en 1964. La invitación surgió del investigador Mozart de Araújo, quien presentaba el libro Modinhas e lundus do século XVIII. Araújo había investigado en archivos portugueses y brasileños e incluyó en su libro los versos de Marília de Dirceu, del desembargador y poeta árcade Tomás Antônio Gonzaga. Estos versos habrían sido musicalizados por Marcos Portugal, músico portugués que vino a Brasil en 1811, nombrado por Don João VI maestro de la Capilla Real.

Eduardo Cesar …y álbum de Mario de AndradeEduardo Cesar

A la soprano Léa le gustó la experiencia y decidió estudiar ese género musical de los siglos XVIII y XIX. ?Las modinhas tenían una gran influencia de la ópera?, explica. ?El centro de la vida social y musical, tanto de Portugal como de  Brasil en aquella época, se concentraba en la iglesia, en la ópera y en los salones.?  Las musas del movimiento literario Arcadismo eran siempre Marílias, Tirces, Márcias, que aparecen en casi todos los poemas anónimos como musas  del amor desdichado. Sin embargo, Mário de Andrade aconsejaba que se cantasen las modinhas ? ?esos textos de mal de amores y saudades?? con el ?rostro sonriente?.  En el prefacio de su libro Modinhas imperiais, el escritor comentaba: ?No se puede tomar en serio toda esa lloradera sistematizada, y en ninguna ejecución les sienta mejor los oyentes que en estas modinhas aquella sonrisa a la cual el viejo ?maestro de la solfa? aconsejaba a los clavicordistas en su tiempo?.

Hasta 1966 los descubrimientos de Mozart de Araújo y la compilación de Mário de Andrade no habían sido grabados. En la época, Léa ya estaba en el posgrado estudiando sociología de la literatura bajo la dirección de Ruy Coelho, investigando sobre modinhas. ?Fue entonces cuando tuve la idea de grabar parte de ese material?, comenta. Solicitó y obtuvo una financiación de la FAPESP para hacer un longplay entero con su objeto de investigación. Invitó a la pianista Maria do Carmo de Arruda Botelho, que ya tenía una carrera internacional, para acompañarla. Del lado A, Léa grabó algunas ?liras? de Marília de Dirceu, con armonización de Osvaldo Lacerda y música de Marcos Portugal. Del lado B, cantó las modinhas imperiales, que constan en el álbum de Mario de Andrade. En 1967 se editaron 600 discos, distribuidos entre investigadores, periodistas y profesionales de la radio. El trabajo fue elogiado por su carácter pionero y su calidad artística.

Eduardo Cesar Partitura de Marília de DirceuEduardo Cesar

Léa Freitag siguió su carrera musical, periodística y universitaria. Cantó en conciertos en Brasil y en el exterior, escribió críticas en diarios y revistas, publicó el libro Momentos de música brasileira (Nobel, 1985), grabó el CD Sarau das musas y llegó a ser docente titular de la Escuela de Comunicación y Artes de la Universidad de São Paulo. Jubilada, creyó que era el momento de organizar y recuperar trabajos importantes del pasado. Cuando grabó el disco de modinhas, pretendía tan sólo dejar registrado algo que nunca había sido grabado.  Ahora transforma el viejo LP en CD, para que todo el esfuerzo realizado no se pierda en unas viejas estanterías.

En esta oportunidad, Léa pagará de su propio bolsillo la remasterización del disco, transformándolo en CD y poniéndolo a la venta en la librería Cultura del shopping center Villa-Lobos de São Paulo. El CD será presentado el día 12 de junio. Tendrá la misma portada de 1967, con un dibujo de la pintora Yola Cintra, representando parte de la antigua Vila Rica, con la casa de Dirceu. Léa pretende dejar registrado definitivamente ese momento incipiente de la vida musical brasileña de siglos pasados.

Republicar