Imprimir Republicar

Asociación

Cálculos compartidos

Investigadores de otros estados utilizan una computadora de la Unicamp la mitad del tiempo

32-33_Multiusuarios_154Con tres años de operación, un sistema computacional adquirido en 2006 por el Centro Nacional de Procesamiento de Alto Desempeño de São Paulo (Cenapad-SP), con sede en la localidad de Campinas, encarna una historia de éxito. La máquina, financiada por la FAPESP, es ampliamente utilizada por investigadores de varios lugares de Brasil: nada menos que el 50% del tiempo de uso del sistema hasta agosto de 2008 se dedicó a cálculos realizados por investigadores de otros estados, principalmente de Río Grande do Sul, Ceará, Minas Gerais, Río de Janeiro  y Maranhão. La otra mitad del tiempo de la máquina, alojada en la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), fue compartido con instituciones paulistas. Grupos de la Universidad de São Paulo (USP), por ejemplo, utilizaron 31,87% del tiempo del aparato. La Unicamp se ubicó en segundo lugar, con 11,14% del tiempo, seguida de las universidades Federal de São Carlos (UFSCar), con el 2,25%, la Estadual Paulista (Unesp), con el 2,06%, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), con el 0,99%, y por último, la Universidad Federal del ABC (UF¬ABC), con el 0,88%. La inversión que hizo la FAPESP rindió frutos en varios lugares de Brasil, dice Edison Zacarias da Silva, profesor del Instituto de Física Gleb Wataghin de la Unicamp y coordinador del Cenapad-SP. La adquisición se concretó por medio del Programa de Equipos Multiusuarios de la FAPESP y costó 390 mil dólares.

El balance de la actividad es oportuno, pues la máquina acaba de cumplir su ciclo de operación más importante. Recientemente, empezó a funcionar acoplada a un aparato más moderno aún, con una capacidad de procesamiento tres veces superior, financiado por el gobierno federal. Según Edison Zacarias da Silva, sin la adquisición hecha en 2006, se habría viso comprometida la realización de simulaciones computacionales en áreas tales como la física, la química, la biología, la ingeniería, la matemática y la genómica durante los últimos tres años. Nuestras máquinas estaban casi obsoletas, como así también las de los demás Cenapads dispersos por Brasil y que forman el Sistema Nacional de Computación de Alto Desempeño (Sinapad), y el gobierno federal, al cual estamos vinculados, no nos suministró los recursos en aquella época para actualizar los sistemas, afirma el profesor.

Siete Centros de Alto Desempeño componen el Sinapad, ligado al Ministerio de Ciencia  y Tecnología (MCT)  y a la Red Nacional de Investigación (RNP, sigla en portugués). Gracias a la ayuda de la FAPESP, el Cenapad de São Paulo quedó en una situación más favorable y por eso se convirtió en una referencia para investigadores de otros estados, sostiene. El centro albergó en el período el mayor parque computacional volcado a la investigación en Brasil. Para hacerse una idea acerca de la importancia de la máquina financiada por la FAPESP, hasta abril pasado la fracción de tiempo utilizada por la USP ascendía al 42% del total ese porcentaje sólo se redujo ahora porque el nuevo sistema, aquél con capacidad de procesamiento tres veces superior, entró en funcionamiento hace pocos meses,  y los investigadores de la USP empezaron a usar más ese nuevo aparato. La USP también se benefició con el Programa de Equipos Multiusuarios de la FAPESP: en 2007, el Centro de Computación Electrónica de la universidad recibió una supercomputadora IBM PowerPC 970 que en la época se convirtió en la primera de uso académico en el país que entró en el Top 500, el ranking de las computadoras más potentes del planeta. Dotada de 448 procesadores que operan en conjunto, permite un desempeño de 2,9 billones de operaciones por segundo (teraflops).

En lista de espera
La máquina del Cenapad-SP financiada por la FAPESP, provista por Silicon Graphics Inc. (SGI), es un sistema compuesto de 70 procesadores, con una capacidad de procesamiento de 420 gigaflops. La demanda científica para cálculos de alto desempeño en Brasil es enorme y el tiempo promedio de espera en la lista del Cenapad de la Unicamp es de alrededor de cinco días. El parque computacional es utilizado en forma remota. Por medio de internet, investigadores registrados pueden hacer los cálculos de sus investigaciones desde sus computadoras personales, cuyos resultados de nuevo pueden verse, recabarse y analizarse en sus instituciones. Cuando los cálculos terminan, el investigador recebe un e-mail automático informándole. La mayor parte del tiempo de las máquinas del Cenapad es utilizada por físicos, en particular para la resolución de problemas de nanociencia. En el caso del sistema adquirido en 2006, investigadores del área de física fueron responsables del 87% del uso de la máquina, seguidos por los del área de química (7,2%), los de ingeniería (3,5%), de biologia (0,8%), matemática (0,2%) y computación (0,2%). Los investigadores presentan informes anuales en los cuales rinden cuentas sobre la producción académica asociada al uso de los sistemas del Cenapad. En tres años, la máquina hizo posible 211 trabajos publicados en revistas internacionales, 187 trabajos divulgados en congresos internacionales, 13 tesis doctorales y 16 tesinas de maestría.

Republicar