Imprimir Republicar

Ingeniería

Papel de plástico

Los envases descartados sirven para producir etiquetas y libros

Papel sintético con espesor y textura similares al papel de celulosa

Miguel BoyayanPapel sintético con espesor y textura similares al papel de celulosaMiguel Boyayan

En la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar), desarrollaron un papel sintético fabricado con plástico desechado después del consumo, que posteriormente fue probado en una planta piloto de la empresa Vitopel, fabricante de film flexible con fábrica en Votorantim, en el interior paulista. Elaborado en forma de film, el material fabricado a partir de botellas de agua, envases de alimentos y de artículos de limpieza, puede emplearse para etiquetas de botellas, publicidades, tableros de juego, etiquetas, libros escolares y tarjetas de crédito. Es especial para aplicaciones que necesitan poseer propiedades tales como impermeabilidad al agua y además ser suficientemente resistentes, dice la profesora Sati Manrich, del Departamento de Ingeniería de Materiales de la universidad y coordinadora del proyecto que contó con financiamiento de la FAPESP para el desarrollo de la investigación y el registro de la patente. El papel sintético comercializado actualmente es producido con derivados del petróleo. Existen varias patentes y productos comercializados con materia prima virgen, pero no hallamos ninguna patente o papel sintético fabricado con base en material plástico reciclado, comenta Sati.

Los ensayos en la planta piloto, también denominada semi industrial, fueron dirigidos por Lorenzo Giacomazzi, coordinador de tecnología de procesos de  Vitopel, que cuenta con la cotitularidad de la patente. La gran diferencia de ese proceso es la fabricación de un papel sintético realizado con material totalmente reciclado, dice Giacomazzi. Se utilizaron variadas composiciones y combinaciones de plásticos de la clase de las poliolefinas. El aspecto final es idéntico al producto fabricado con la resina virgen, con la ventaja de que se aprovecha el material que iría a parar al relleno sanitario o a los basurales. La negociación de la patente constituyó una permuta entre las dos partes. Como la empresa necesitaba conocer la composición del material para permitir la utilización del equipamiento, se constituyó una sociedad. No pagamos nada por utilizar los equipos necesarios para el experimento y, como contrapartida, ellos se quedaron con una tercera parte de la propiedad intelectual, explica Sati. Actualmente la empresa se encuentra abocada a la búsqueda de proveedores de material reciclado para continuar los ensayos en gran escala.

Durante el proceso desarrollado en la universidad, los plásticos, luego de ser lavados y molidos, recibieron una adición de partículas minerales para la obtención de propiedades ópticas brillo, blancura, contraste, dispersión y absorción de la luz- y también resistencia mecánica al corte, la tracción y el pliegue. La mezcla se coloca en una máquina extrusora a altas temperaturas, donde se muele y se funde. Finalmente, el material se transforma en una gran hoja delgada, semejante a un papel fabricado con celulosa, que se enrolla y se corta de acuerdo con su aplicación.

Los ensayos en la planta piloto se realizaron con las composiciones de plásticos que presentaron en laboratorio las mejores propiedades para la fabricación de papel sintético. A los efectos de comparación, se evaluaron las propiedades ópticas, y el resultado de la impresión en papeles producidos con materia prima virgen y, por otra parte, éstos producidos con residuos plásticos. En los test realizados, las propiedades del papel sintético prácticamente no se alteran por la utilización de material reciclado, informa Sati. Solamente en los casos en que en la composición ingresaron residuos de plásticos oscuros, con pigmentos incorporados, se observó una alteración en la blancura del material.

El interés de la investigadora por el tema data de 1996, cuando inició un proyecto financiado por la FAPESP para la caracterización de poliolefinas provenientes de residuos urbanos para la fabricación de papel sintético. Desde entonces, Sati dirigió varias investigaciones enfocadas en la reutilización de los envases desechados luego del consumo. Dos de ellas resultaron en registros de patentes para la fabricación de papel sintético, pero los procesos y los materiales utilizados son distintos. La primera utiliza como materia prima las botellas PET sigla por poli (tereftalato de etileno)- y requiere de una etapa adicional, consistente en un tratamiento químico, para la producción del film. La segunda investigación, iniciada en 2002 y considerada un perfeccionamiento de la anterior, es la del papel sintético testeado en Vitopel.

Los proyectos
1.
Estudios realizados en filmes multicapas de compuestos termoplásticos vírgenes y reciclados para aplicaciones en escritura e impresión (nº 03/06113-0); Modalidade Apoyo regular a proyecto de investigación; Coordinadora Sati Manrich – UFSCar; Inversión R$ 69.518,53 (FAPESP)
2. Papel sintético y filmes ecológicos para escritura e impresión, composiciones, procesos de orientación y utilización de los mismos (nº 06/58862-4); Modalidade Programa de apoyo a la propiedad intelectual; Coordinadora Sati Manrich – UFSCar; Inversión R$ 7.479,00 (FAPESP)

Republicar