Imprimir Republicar

Asociación

Avance conjunto

Convenio FAPESP-Fapemig aprueba los primeros proyectos de investigación sobre etanol

Bioen_canaEduardo CesarDos proyectos de investigación que involucran a las universidades de São Paulo (USP), Estadual de Campinas (Unicamp) y Federal de Viçosa (UFV) fueron contemplados en el marco de un convenio entre las fundaciones de apoyo a la investigación científica de São Paulo (FAPESP) y de Minas Gerais (Fapemig) que integra el Programa FAPESP de Investigación en Bioenergía (Bioen), un gran esfuerzo de investigación destinado a mejorar la productividad del etanol brasileño y avanzar tanto en ciencia básica como en desarrollo tecnológico relacionados con la generación de energía a partir de la biomasa (lea en Pesquisa FAPESP nº 149). Los grupos trabajarán durante los próximos dos años en una nueva etapa del secuenciamiento genético de la caña de azúcar y en la comprensión de los mecanismos de defensa de la caña ante la escasez de agua.

Uno de los proyectos comprende una asociación entre la USP y la UFV. Glaucia Mendes Souza, del Instituto de Química de la USP, y Márcio Henrique Pereira Barbosa, del Centro de Ciencias Agrarias de la UFV, lideran la iniciativa, que rehará con la tecnología disponible actualmente el Proyecto Genoma Caña de Azúcar (SucEST), de la FAPESP. Este proyecto se realizó entre 1999 y 2003 y registró 238 mil etiquetas de secuencias expresadas (EST’s), segmentos que corresponden al genoma expresado de una variedad de caña. “El trabajo del SucEST puede rehacerse actualmente en tan sólo dos días, gracias al pirosecuenciador 454 que tenemos en la USP”, dijo Glaucia, en referencia a un equipo que permite secuenciar genomas de organismos diversos de una manera más rápida y barata. “Y esta vez serán secuenciadas tres variedades de caña”, afirma.

Glaucia y Marcio Barbosa ya trabajaban juntos desde 2007, en un proyecto financiado por el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) que también involucra a investigadores de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) y de la Ridesa (Red Interuniversitaria para el Desarrollo del Sector Sucroalcoholero). La asociación entre los investigadores de São Paulo y de Minas Gerais ayudará en la interpretación de los datos del secuenciamiento completo de los genes de la caña de azúcar, un programa en marcha que involucra a grupos de investigación de Brasil, Francia, Estados Unidos y Australia.

Otro proyecto aprobado apunta a comprender cómo transcurre el proceso de defensa de la caña de azúcar cuando ésta sufre estrés por falta de agua, lo que genera una merma de la productividad. “Existen estudios que indican las estrategias usadas. Algunas plantas enrollan sus hojas, otras modifican la arquitectura de las raíces. Pero la base molecular de este proceso es poco conocida”, dijo Marcelo Menossi Teixeira, profesor del Instituto de Biología de la Unicamp, que lidera el proyecto junto a Marcelo Ehlers Loureiro, del Centro de Ciencias Biológicas y de la Salud de la UFV. “Intentaremos estudiar genes reguladores que pueden estar ligados a la respuesta de la planta al estrés hídrico”. Se estudiarán cuatro variedades de caña -dos de éstas tolerantes a la sequía y las otras dos sensibles a la escasez de agua. Los investigadores de Minas Gerais harán estudios fisiológicos, en tanto que los Campinas actuarán en el campo de la genética. “Cada uno trabajará dentro de sus capacidades, pero el proyecto también servirá para hacer un intercambio de experiencias, como la capacitación de alumnos de un grupo en la especialidad del otro”, dice Menossi Teixeira.

El convenio FAPESP-Fapemig tiene dos cronogramas. Las dos asociaciones contempladas elevaron sus proyectos antes del 1º de septiembre de 2008. Otros proyectos se encuentran en evaluación, pues el pliego preveía la presentación de una segunda ronda de proyectos hasta el 10 de noviembre. Las dos fundaciones aportaron 5 millones de reales para el convenio, divididos en partes iguales entre ambas.

Republicar