Imprimir Republicar

Ecología

Se unen aves y reses en la pampa

Green beef acerca intereses de ganaderos y biólogos en el sur de Brasil

Veste-amarela (Xanthopsar flavus) Foto Adriano BeckerADRIANO BECKER/SAVE BRASILLos ornitólogos han comenzado defender la ganadería, y los ganaderos a valorar a los animales silvestres en Bagé, estado de Río Grande do Sul. “Aves y agronegocios pueden convivir”, asegura el biólogo Pedro Develey, director de conservación de la Sociedad para la Conservación de las Aves de Brasil (Save Brasil). Develey empezó a acercar a ambos grupos habitualmente distantanciados luego de participar de un estudio que mostró la riqueza de aves en la región de llanura conocida como pampa “gaúcho”, ese paisaje de planicie típico del sur de Brasil, caracterizado por grandes campos cubiertos de vegetación rala.

En solo tres propiedades rurales del municipio de Bagé, Develey y otros biólogos registró 144 especies de aves, un tercio del total estimado para toda la Pampa brasileña, incluido el ñandú, la mayor ave de Latinoamérica, y presenciaron escenas raras, como una bandada de 103 tordos amarillos (Xanthopsar flavus), de pecho amarillo y alas negras, volando sobre una colina suave. Con base en estos datos, Develey y los 40 criadores de ganado de la Asociación de Productores de Carne de la Pampa de la Campaña Meridional (Apropampa) se aliaron en una línea de trabajo conjunta con beneficios recíprocos, la etiqueta green beef, un concepto que concilia ganadería y preservación ambiental: en la práctica, reses creciendo en pasturas naturales, formadas por 106 tipos de gramíneas autóctonas, contando solamente las de las tres primeras propiedades inventariadas.

“Una estancia con muchas especies de aves es una estancia sana, con menos plagas y menos gastos con herbicidas”, dice Develey. En diciembre del año pasado, como resultado del primer encuentro de criadores de ganado en pasturas naturales de la Pampa del Cono Sur, salió publicado el libro Aves do Pampa [Aves de la Pampa], un manual de identificación de las aves más comunes en la región de Bagé, con parte de los resultados del inventario de especies en las propiedades. Creada en 1999 por la bióloga Jaqueline Goerck como ramificación brasileña de BirdLife International, Save Brasil implementa estrategias de acción diferentes para cada lugar de Brasil donde actúa, movilizando también a alcaldes, fiscales, docentes, artistas y estudiantes. “Los proyectos de conservación sólo tienen éxito cuando las comunidades locales participan.”

Republicar