Imprimir Republicar

Colaboración

Asociaciones de impacto

La FAPESP sella acuerdos de cooperación con consejos de investigación y con una universidad del Reino Unido

MARCOS GARUTI

Investigadores de São Paulo y el Reino Unido tendrán la oportunidad de intensificar y estrechar sus colaboraciones científicas, merced a dos acuerdos de cooperación que la FAPESP celebró en Londres el mes pasado. Suscribió el primero de ellos el pasado día 15 de septiembre, con los Consejos de Investigación del Reino Unido (RCUK, sigla en ingles). En el segundo, firmado un día después, tiene como socio al King’s College London, que así se convirtió en la primera universidad británica asociada a la FAPESP. El objetivo es común a ambos acuerdos: estimular y apoyar proyectos conjuntos propuestos por investigadores paulistas y británicos. “La dimensión de la internacionalización es un ingrediente importante para la profundización de la cooperación de la FAPESP con instituciones británicas, y es una forma de crear un proceso de integración y trabajo conjunto de investigadores”, dijo Celso Lafer, presidente de la FAPESP.

Los Consejos de Investigación del Reino Unido invierten anualmente alrededor de 2.800 millones de euros (8.000 millones de reales). Agrupan a siete consejos, y cada uno es responsable por el apoyo a la investigación en un determinado campo del conocimiento. En la ceremonia de suscripción del acuerdo, se puso de relieve el hecho de que es la primera vez que los siete consejos se articularon para firmar conjuntamente una asociación con una agencia de otro país. “Los RCUK se dedican a impulsar la colaboración con los mejores entre los mejores, y ese acuerdo demuestra nuestro compromiso por ampliar las oportunidades de los investigadores”, explica Ian Diamond, presidente de los RCUK.

Investigadores británicos, en asociación con colegas vinculados a instituciones del estado de São Paulo, deberán presentar propuestas conjuntas a una o más entidades pertenecientes a los RCUK, que informarán a la FAPESP sobre el proyecto. El análisis se llevará a cabo simultáneamente en Brasil y en Gran Bretaña. Las normas y el cronograma para la presentación de propuestas se darán a conocer en poco tiempo más. La FAPESP y los RCUK destinarán recursos a cada proyecto en la proporción en que los investigadores de cada país participen de los mismos. “La intención del acuerdo es apoyar a los investigaciones que se abocan a hacer descubrimiento científicos de gran impacto mundial, en todas las áreas del conocimiento”, dice el director científico de la FAPESP, Carlos Henrique de Brito Cruz.

El reconocimiento de la importancia de la producción científica brasileña –y la paulista en particular– fue determinante para hacer factible el acuerdo entre la FAPESP y los RCUK. “En la ceremonia en que se firmó el acuerdo hubo presentaciones de varios científicos que en común destacaban la calidad de la investigación que se hace en São Paulo, en términos de impacto y de los temas estudiados”, afirmó Brito Cruz, de la FAPESP. “Ese reconocimiento revela una buena oportunidad que debe ser explotada por los investigadores brasileños.”

032-033_ReinoUnido_164Es sabido que la ciencia del país ha venido conquistando mayor visibilidad global: la cantidad de revistas científicas nacionales indexadas en la base de datos internacional Web of Science-ISI (WoS) se incrementó un 205% entre 2002 y 2008. La razón de dicho aumento, de acuerdo con Thomson Reuters, responsable de la WoS, ha sido el crecimiento del interés mundial en la investigación científica brasileña, cuya calidad se ha vuelto más reconocida. El apoyo de las agencias de fomento es uno de los principales combustibles de la fuerza de la investigación producida en el país. La FAPESP, por ejemplo, en 2008 invirtió 637,9 millones de reales en apoyo a la investigación científica y tecnológica. “Investigadores del estado de São Paulo son actualmente responsables por el 50% de los artículos científicos publicados en revistas extranjeras”, afirma Brito Cruz. Datos de 2007 de Thomson Reuters muestran que esa contribución paulista es especialmente destacada en medicina clínica (un 62% del total nacional), materiales (un 58%), biología y bioquímica (un 56%) y genética y biología molecular (un 55%).

Contribución
En una presentación efectuada en el marco de la firma del acuerdo con los RCUK, Jonatham Adams, de Evidence, una empresa de análisis de datos de investigación ligada a Thomson Reuters, mostró datos según los cuales el impacto de la investigación efectuada en São Paulo es significativamente mayor que la media brasileña (ver gráfico). “En algunas áreas de investigación, es evidente que São Paulo no está solamente arriba del promedio de impacto para el país, sino también arriba de la media mundial”, afirmó, refiriéndose a la contribución de los investigadores del estado en áreas como medicina, física nuclear, materiales y conservación de la biodiversidad. La conclusión de Adams, con base en los análisis realizados por Evidence, fue que São Paulo constituye un excelente socio para la colaboración internacional, con una base de investigación fuerte y creciente.

En el caso del acuerdo con el King’s College London, la asociación también apoyará la realización de proyectos de investigación conjuntos –que pueden incluir el intercambio de investigadores y de alumnos de posgrado– en todas las áreas del conocimiento, seleccionados mediante los llamados a la presentación de propuestas, que se realizarán cada dos años. Se pueden estipular áreas prioritarias pueden dentro de las llamadas. Esto estaría a cargo  de un comité gestor encargado de la administración del programa.

El King’s College es una de las 25 mejores instituciones de enseñanza superior del mundo, de acuerdo con el estudio Times Higher Education 2008. Fundada por el rey George IV y por el duque de Wellington, a la sazón primer ministro, en 1829, es la cuarta universidad de Inglaterra en antigüedad. “Estamos contentos de que la FAPESP nos haya elegido como socios para proyectos de investigación internacionales”, dijo Keith Hoggart, vicerrector para Artes y Ciencias de la institución británica. “Brasil es un país de gran importancia para nuestra institución, y estoy seguro de que la firma de este acuerdo significa el comienzo de una colaboración importante que estimulará relaciones de investigación y desembocará en el desarrollo de investigaciones de alta calidad por todas las áreas del conocimiento”. El acuerdo se suma a las diversas relaciones entre el King’s College London e instituciones de enseñanza e investigación de São Paulo, como la Universidad de São Paulo. La universidad británica es sede del Centro para el Estudio de la Cultura y la Sociedad Brasileña.

Republicar