Imprimir Republicar

Evaluación

Desempeño destacado

Ranking chino ubica a la USP como la 115ª universidad del mundo

MIGUEL BOYAYANLa Universidad de São Paulo (USP) fue clasificada como la 115ª mejor universidad del mundo, de acuerdo con un ranking internacional de instituciones académicas organizado por la Universidad Shangai Jiao Tong, de China. La USP, que es la mayor universidad pública del país y responde por alrededor de una cuarta parte de la producción científica nacional, escaló seis posiciones con relación al relevamiento divulgado en 2008. En el ranking también despunta el desempeño de las instituciones por gran área de conocimiento. La USP es a única institución brasileña que figura entre las 100 mejores del mundo en uno de esos rankings sectoriales, en este caso, el del área de la medicina clínica y de farmacia.

El estudio, que apunta cuáles son las 500 mejores universidades del planeta, cuenta con otras cinco brasileñas: la estadual de Campinas (Unicamp), entre las 300 mejores; las federales de Minas Gerais (UFMG) y de Río de Janeiro (UFRJ), ambas entre la 302ª y a 403ª colocación; la federal de Río Grande do Sul (UFRGS) y la estadual Paulista (Unesp), entre la 402ª y la 500ª posición. La Universidad Harvard emerge del ranking como la mejor del mundo, seguida por otras dos instituciones estadounidenses, las universidades de Stanford y de California, Berkeley.

El ranking chino fue creado en 2003 y enseguida se convirtió en una referencia internacional en la evaluación de universidades. Su metodología se vale de un conjunto de indicadores, tales como la cantidad de alumnos y docentes ganadores del Premio Nobel o de la Medalla Fields (uno de los más importantes premios del área de matemática) y la cantidad de investigadores cuyos artículos son muy citados en la base Thomson Scientific, entre otros. Sus criterios son totalmente objetivos, al contrario de los utilizados en otro ranking prestigioso, el de la Times Higher Education, del periódico londinense The Times, en el cual el 40% de la nota de las instituciones se vincula a un análisis a cargo de pares. Un conjunto de cinco mil investigadores de todos los continentes es entrevistado y cada uno de ellos indica un conjunto de universidades que considera excelentes. Como los entrevistados varían, existen oscilaciones de un año a otro. De acuerdo con los criterios del Times Higher, la USP cayó de la 197ª a la 205ª posición entre 2008 y 2009. La Unicamp también perdió espacio, cayendo del 249° al 295° lugar (lea en Pesquisa FAPESP nº 165).

Para Suely Vilela, rectora de la USP entre 2006 y 2009, la regularidad apuntada por el ranking chino le hace más justicia al desempeño de la USP que las variaciones del estudio británico. “El ranking de Shangai apunta claramente una tendencia de estabilidad. Y esa tendencia es consistente con lo que ha venido sucediendo en la USP, con el fortalecimiento de los programas de posgrado y el fomento constante a la investigación que brindan las agencias públicas, con gran relieve para la FAPESP”, dijo Suely. Según la rectora, el desempeño de la USP en el campo de la medicina y la farmacia no es sorprendente. “En el área de salud contamos con 80 programas de posgrado, un nivel muy superior al de otras áreas como las ingenierías y las ciencias exactas y de la Tierra, que reúnen poco más de dos decenas de programa cada una”, afirma.

El director de la Facultad de Medicina de la USP, Marcos Boulos, dice que el desempeño en el ranking tiene relación directa con las inversiones públicas hechas en el área de salud. “Contamos con el apoyo cada vez más importante de los órganos de fomento, en especial el de la FAPESP, y con eso podemos por ejemplo erigir laboratorios multiusuarios y diversas unidades de apoyo, optimizando nuestras actividades de investigación”, dijo. Para Rui Curi, director del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) de la USP, el hecho de estar entre las 100 mejores en el área de salud también es producto de la calidad de los recursos humanos existentes en el sector. “Y la mayor demanda de recursos por parte del área es producto de la masa crítica de alto nivel que tenemos en el estado de São Paulo”, dijo. Curi destaca que el ICB, con sus 145 investigadores, es una de las unidades que más recursos per cápita ha recibido por parte de la FAPESP.

Republicar