Imprimir Republicar

reconocimiento

El buen momento de la ciencia brasileña

Nature elogia a la investigación nacional y destaca la autonomía y la fuerza de la producción de São Paulo

Un reportaje publicado en la edición del 10 de junio de la revista científica Nature afirma que “los científicos brasileños nunca vivieron tiempos mejores”. La razón de ello son las inversiones realizadas en el sector por el gobierno federal durante los últimos años y el hecho de que muchos estados brasileños están “intentando emular al rico estado de São Paulo, que tiene el más fuerte historial científico” del país. Firmado por la periodista Anna Petherick, quien cubrió la 4ª Conferencia Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, realizada al final del mes de mayo en Brasilia, el texto hace hincapié en los beneficios alcanzados por los estados, tal como es el caso de São Paulo, que asumen el rol de financiar una parte considerable de su investigación independientemente de la cantidad de recursos provenientes de Brasilia. De acuerdo con el artículo, a comienzos de los años 1990, cuando la hiperinflación brasileña corroía los fondos nacionales para investigación, “el financiamiento se secó en otros lugares del país, pero los investigadores de São Paulo experimentaron una interrupción menor”. En el reportaje, Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP, recuerda que, desde la Constitución de São Paulo de 1947, el estado cuenta con una legislación propia que asegura la inversión de un porcentaje fijo de su recaudación tributaria en investigación científica. “Posiblemente ninguna otra agencia de fomento de la investigación en el mundo tiene ese tipo de seguridad y autonomía económica [del gobierno federal]”, le dijo Brito Cruz a Nature.

El artículo de la periodista hace alusión a algunos números que demuestran la fuerza actual de la ciencia brasileña, tales como la elevación progresiva de las inversiones públicas en ciencia, un proceso que a nivel federal viene desde la Presidencia de Fernando Henrique Cardoso y sigue durante los dos mandatos de Lula. Otro dato positivo que se menciona es el aumento de la cantidad de artículos científicos publicados por científicos brasileños en revistas internacionales. Como uno de los grandes trabajos realizados por la ciencia brasileña, el artículo destaca el secuenciamiento del genoma de la bacteria Xylella fastidiosa, el agente causante de la plaga amarilla de naranjales [amarelinho],  una iniciativa concluida en 2000 y totalmente financiada por la FAPESP.

Republicar