Imprimir Republicar

Memoria

Para conocer el mar

Hace 60 años se realizaba la primera expedición oceanográfica brasileña con Wladimir Besnard

Archivo del Instituto Oceanográfico de la USPBesnard rumo a la isla de Trindade, en 1950Archivo del Instituto Oceanográfico de la USP

Una isla rocosa, de origen volcánico y nueve kilómetros cuadrados de superficie, fue el destino final de dos buques con 50 personas a bordo, 30 de ellas investigadores, en mayo de 1950. Todos participaban así en la primera expedición oceanográfica brasileña, organizada por el gobierno federal, que visitó la isla de Trindade, el punto más al este del territorio brasileño, a 1.180 km de la ciudad Vitória, litoral del estado de Espírito Santo. La meta era realizar estudios destinados a la construcción de una base aeronaval y empezar a conocer mejor la región menos investigada de Brasil: el mar que baña sus 8,5 mil kilómetros de costa. Durante la expedición, Wladimir Besnard se hizo cargo de las investigaciones oceanográficas, junto a João Capistrano Raja Gabaglia.

Para Besnard (1890-1960), un ruso de São Petersburgo que adoptó la ciudadanía francesa, eso no era novedad. Besnard se graduó en ciencias naturales y se especializó en anatomía comparada y biología general en el Instituto de Anatomía Comparada de Moscú. Durante el período en que trabajó en Francia, entre 1920 y 1945, optó por los estudios oceanográficos, y realizó investigaciones en el mar de Mármara y otras regiones de pesca intensa de Turquía. Trabajó en el Museo de Historia Natural de París y creó acuarios en Dinamarca y la India. Realizó numerosos viajes de estudios por el mundo, casi siempre vinculados con la oceanografía y la pesca.

Besnard fue recomendado por el antropólogo Paul Rivet y por el biólogo marino Louis Fage, ambos franceses, para dirigir el recién creado Instituto Paulista de Oceanografía, en 1946. “Debe haber evaluado la gran contribución que podría dar en un país con una costa tan grande como la nuestra y con poca tradición en la industria del pescado, dado que también era un experto en procesamiento industrial de pescado”, cree Elisabete Braga Saraiva, investigadora del Instituto Oceanográfico (IO) de la Universidad de São Paulo (USP) y directora del Museo de Ciencias de la USP. “Fue responsable de la introducción y el desarrollo de la oceanografía en el país durante los 13 años que vivió acá”.

Besnard, también fotógrafo e inventor, sentó las bases de investigaciones realizadas en Cananeia y Ubatuba y escribió textos de divulgación científica. En 1950 creó el Boletim do Instituto Paulista de Oceanografia, transformado en boletín del IO, luego en Revista Brasileira de Oceanografia (1996) y por último en Brazilian Journal of Oceanography (2004). Cuando el instituto fue absorbido por la USP, en 1951, siguió al frente de la dirección.

El 120° aniversario del nacimiento de Besnard,  el 60° aniversario de la primera expedición y de la creación de la revista y el 50° aniversario de la actuación de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI-Unesco), todos celebrados en 2010, motivaron la realización de diversos eventos. Elisabete es la curadora de una exposición sobre Besnard, una de las cuatro muestras con fotografías históricas que pueden visitarse en IO hasta diciembre; las otras tres son la del COI, la del programa antártico brasileño (realizada por la Comisión Interministerial para los Recursos del Mar) y la de la Antártida, del Museo Oceanográfico del IO. El director del instituto, Michel Michaelovich de Mahiques, presentó el libro Prof. Wladimir Besnard (IO-USP).

En noviembre se realizó también un foro de discusión sobre el mar y la relación entre los investigadores, las organizaciones  no gubernamentales, la población costera y el gobierno. “La idea fue abrir un canal mayor de comunicación entre la comunidad científica oceanográfica y los que usan las informaciones que la misma suministra”, dice Alexander Turra, docente del IO. “Queremos también contar con una mejor articulación para participar en las decisiones nacionales e internacionales relativas a la oceanografía y el medio ambiente.”

Republicar