Imprimir Republicar

Carta de la Editora | 179

El equilibrio necesario

La tapa de esta edición se aboca a un tema de antemano conocido por todos: la importancia de una dieta equilibrada por parte de las embarazadas y de los bebés para que éstos últimos crezcan sanos. Pero la obviedad del tema es tan sólo aparente. Siempre se ha sabido que los recién nacidos alimentados únicamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida, hijos de mujeres que se alimentaron correctamente durante el embarazo, tienen grandes posibilidades de ser posteriormente menos susceptibles a las enfermedades. Pero lo que no se sabía y ha sido revelado por investigadores que trabajaron en estudios poblacionales en países en desarrollo es que existe un período específico en que los padres deben actuar, a los efectos de disminuir el riesgo de transformar a un niño saludable en un adulto obeso. Ese lapso de tiempo recibió el nombre de mil días de oportunidad. Se trata de los 270 días de la gestación sumados a los 730 de los dos primeros años de vida, en que los cuidados con la dieta deben ser constantes. El informe es del editor de ciencia, Ricardo Zorzetto.

Un tema más espinoso corre por cuenta del editor de política científica y tecnológica, Fabrício Marques, quien comenta los embates entablados entre el Ministerio de Medio Ambiente y los científicos que dependen de especies que extraen de la naturaleza para hacer sus investigaciones. Para cada trabajo deben pedir una autorización que, en algunos casos, puede tardar años para otorgarse. Las razones del ministerio son de índole legal, ya que actúa para evitar el contrabando de la biodiversidad brasileña. Pero el exceso de rigidez burocrática termina trabando el avance de líneas de investigación en todo el país, aunque existe la promesa de disminuir las exigencias. Los que deciden no esperar debido a los trámites excesivamente morosos, o no cumplen con rigor lo que se les exige, reciben  pesadas multas que ascienden a menudo a los millones de reales.

En la sección de tecnología, vuelven las buenas noticias: el Instituto de Física de la Universidad de São Paulo cuenta ahora con un nuevo acelerador de partículas que ya está en funcionamiento, según informa el editor Marcos de Oliveira. Las pruebas iniciales del microtrón, que acelera electrones hasta una velocidad cercana a la de la luz, empezaron en agosto. Este aparato fue proyectado y construido por investigadores brasileños. Y con él será posible hacer investigación básica y estudios con finalidades médicas; sobre la interacción entre la radiación y el cuerpo humano, por ejemplo. También en tecnología, merecer relieve una nueva herramienta biotecnológica que permitirá usar marcadores moleculares para identificar a los animales en este caso, vacunos con predisposición genética para tener una carne más tierna, de acuerdo con el reportaje de Evanildo da Silveira. Este trabajo cobra importancia debido a que Brasil tiene el segundo stock bovino del mundo el primero está en la India y es el segundo productor mundial de carne, detrás de Estados Unidos.

La relación entre Brasil y los automóviles es el tema del principal reportaje de la sección de humanidades, escrito por su editor Carlos Haag, quien comenta que, durante décadas, el coche se transformó en la fuerza motriz del progreso nacional y en fuente de poder y jerarquía. Según los investigadores entrevistados, aun cuando fuese un bien de consumo al cual una ínfima parte de la población tenía acceso, el automóvil movilizó la atención de los poderes públicos, y abultadas partidas del presupuesto en pro del asfalto en las ciudades y en las carreteras. Ese origen de la introducción del automóvil en Brasil tiene efectos hasta los días actuales, ya que el frecuente comportamiento tan poco civilizado que se observa en el tránsito de las ciudades brasileñas es producto del hecho de que todos se sienten superiores a los pedestres sólo por ir al volante.

Republicar