Imprimir Republicar

Datafolha

Con la aprobación del público

Una encuesta de opinión indica que los lectores están satisfechos con la revista Pesquisa FAPESP

038-041_DataFolha_190-1La primera encuesta de opinión realizada con los lectores de Pesquisa FAPESP produjo resultados más que positivos. Según un sondeo realizado por el Instituto Datafolha, el 99% de los que leen la publicación la evalúa como altamente satisfactoria, un 68% la considera excelente y un 31% buena. Un 70% forma parte de la población económicamente activa (PEA) y, entre éstos, un 58% los forman profesores, y un 20%, gestores e investigadores científicos. La edad promedio es de 47 años y un 39% posee una remuneración superior a 10 salarios mínimos. Estos datos fueron recabados durante los meses de julio, agosto y septiembre de este año mediante 858 personas, entre suscriptores pagos, suscriptores clientes de la FAPESP (investigadores y becarios que aparecen como “cortesía” en las páginas siguientes) y compradores en kioscos. El margen de error máximo para la totalidad de la muestra es de 3 puntos porcentuales, en más o en menos.

Los textos de la revista son considerados de fácil lectura por un 90% de los entrevistados. El puntaje promedio asignado a la publicación es 9. Cuando se inquiere al respecto de los motivos por los que suelen leer la revista, un 96% hizo referencia al contenido, citando espontáneamente, por ejemplo, la diversidad de las temáticas de áreas de interés (un 34%), para mantenerse actualizados (un 26%), el hecho de que la publicación se especializa en temas científicos (un 21%), la actualidad sobre investigaciones (un 20%) y el abordaje de temáticas nacionales (un 18%), entre otros.

Sólo un 17% sostuvo que eran lectores desde hace menos de un año, mientras que un 31% de los entrevistados la leen hace más de siete años. Entre los suscriptores pagos, un 25% cuenta entre 16 y 25 años y, otro 25%, entre 26 y 35 años. Se trata de un público más joven que el del suscriptor ligado directamente con la FAPESP, que se concentra entre aquéllos que cuentan entre 46 y 69 años (un 27%) o más de 60 años (un 29%). Mientras que el promedio general de edad es de 47 años, entre los suscriptores pagos el promedio es menor, de 39 años. La mayoría de los lectores cuenta con algún posgrado (un 79%) y está constituida por hombres (un 59%). El 87% de los lectores reside en la región sudeste de Brasil y, entre ellos, un 79% en el estado de São Paulo.

038-041_DataFolha_190-2El ingreso promedio familiar es de 11 mil reales, lo que indica un lector con buen poder adquisitivo. O sea, la mayoría pertenece a las clases A y B. Un 41% de ellos trabaja en servicios públicos y un 14% solamente estudia. Todos parecen contar con servicio de internet, un 90% poseen notebook o netbook, un 37% utiliza smartphones, un 17% utiliza tablets y un 66% posee televisores de plasma, LCD o LED. Otro 17% menciona que pretende adquirir una tablet en los próximos seis meses. Entre aquéllos que poseen estudios superiores o los están cursando, un 42% corresponde a las áreas de ciencias biomédicas o biológicas, un 33% a las ciencias exactas y un 21% a las humanidades.

Investigación cualitativa
El Instituto Datafolha también realizó investigaciones cualitativas sobre la revista Pesquisa FAPESP. Consistentes en reuniones con varios grupos con entre 7 y 10 lectores que, en forma anónima, suministraron opiniones y sugerencias al respecto de la revista. En el grupo que reunió, por ejemplo, a ocho universitarios con entre 20 y 25 años, suscriptores pagos, las opiniones sobre la publicación ratificaron la investigación cuantitativa. Ellos concordaron en que “la revista no impone una posición, no le baja línea al lector” y “revela que Brasil puede realizar buena investigación”. Una de las estudiantes, aunque distante del área en la que le agradaría trabajar, destacó la proximidad con la ciencia que transmiten los artículos. “Pesquisa FAPESP es algo así como nuestra forma de contacto con los científicos. Mientras que aún no soy uno de ellos, resulta como si estuviera conectada con sus ideas”, expresó.

038-041_DataFolha_190-3En otra reunión, en este caso con seis investigadores con entre 26 y 33 años de edad y una con 56 años, se destacó la diversidad de temáticas. “Leo tantos artículos científicos de mi especialidad que cuando llega la revista de la FAPESP solamente me intereso por temas referidos a otras áreas, para despejarme”, comentó uno de los participantes. Todos leen las principales revistas científicas de su propio campo de estudio, aunque lo consideran como un trabajo. En tanto, Pesquisa FAPESP es divulgación de ciencia; es casi un entretenimiento para ellos. “Se trata de un ocio productivo, una especie de recreo que también informa”, evaluó uno de ellos. No obstante, cuando leen algo que les interesa para su trabajo, ellos acuden a las fuentes primarias; es decir, buscan los artículos originales citados en el reportaje o traban contacto  con el autor de la investigación.

La investigadora más experimentada del grupo llamó la atención acerca de otro aspecto. Dijo que lee la revista para verificar cuál es el tipo de información en su propia área de estudio que llega al público lector. “Me gusta ver que es lo que filtran los periodistas que hacen la revista”, comentó.

Republicar