Imprimir Republicar

parásito

Un parásito en el balneario

ANDREVRUAS / WIKIMEDIA COMMONSLa playa de Porto de Galinhas, un importante destino turístico de Pernambuco, ubicada a alrededor de 70 kilómetros de Recife, se convirtió en un área endémica de esquistosomiasis, una enfermedad parasitaria popularmente conocida con el nombre de “barriga de agua” (por el engrosamiento del abdomen) que afecta a 200 millones de personas en las regiones tropicales del mundo. El origen del problema se remonta al año 2000, cuando la localidad se vio afectada por un brote de esquistosomiasis aguda y 662 personas fueron diagnosticadas con el Schistosoma mansoni, un tipo de helminto, causante de la enfermedad. Un estudio llevado a cabo por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) y la Universidad Federal de Sergipe (UFS) reveló que, pese a que en la última década se produjo un descenso en el número de casos y en el porcentaje de su forma aguda, la enfermedad se tornó endémica en la región (Memórias do Instituto Oswaldo Cruz, noviembre de 2011). Actualmente, la forma crónica de la enfermedad representa un 76,7% del total de casos diagnosticados y la aguda tan sólo un 23,6% de los mismos. El principal motivo señalado por los investigadores para la difusión de la esquistosomiasis radica en la ocupación acelerada y desordenada de la región, lo cual ha propiciado la proliferación del vector del parásito de la enfermedad, los caracoles de agua dulce del género Biomphalaria.

Republicar