Imprimir PDF Republicar

SOFTWARE

Indicación certera

La Universidad Federal de Minas Gerais se asocia a una empresa para producir sistemas de tecnología de la información

ESTEVAN PELLINo es pura coincidencia que cuando alguien hace clic para comprar un televisor en una tienda virtual, por ejemplo, el sitio web le sugiere la adquisición de un blu-ray. Detrás de esa aparente casualidad hay una tecnología sofisticada denominada sistema de recomendación, dominada por pocas empresas en el mundo. Una de ellas se llama Zunnit Technologies, y fue creada en 2009 en la ciudad de Belo Horizonte, con el objetivo de transformar un conocimiento generado en los laboratorios de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) en un producto comercial. Mediante esta tecnología, es posible monitorear la navegación de los internautas para detectar automáticamente sus perfiles e intereses. Con base en dicha información, se les ofrecen contenidos personalizados tales como noticias, servicios y productos.

Con este objetivo, Zunnit instala un código en el sitio de su cliente, que puede ser una tienda virtual o un portal de contenidos. El sistema cuenta además con robots (programas de computadora especializados), en el caso de Zunnit llamados Web Focused Crawlers, que barren los sitios en busca de contenidos relacionados con los intereses del usuario. “Esos robots son capaces de separar con precisión contenidos digitales relevantes con respecto a otros no tan importantes”, asegura Nívio Ziviani, profesor emérito del Departamento de Ciencia de la Computación (DCC) de la UFMG, en donde se desarrolló el conocimiento que generó esta tecnología. “Los nuestros son mucho más selectivos y contribuyen con el suministro de recomendaciones de calidad a los internautas.”

En otras palabras, con esta tecnología se hace posible saber qué está haciendo el usuario, en dónde cliquea: cuáles son los temas y los productos que más le interesan al internauta. “Basado en esta información, el sistema emplea técnicas computacionales, tales como la recuperación de informaciones y el procesamiento de datos, entre otras, para conocer el perfil de ese usuario, si es varón o mujer, verificar su ubicación y detectar cuál sería el mejor producto que se le puede sugerir”, explica Lesley Scarioli Júnior, director ejecutivo de Zunnit. “¿Si a un usuario le interesa un televisor, por ejemplo, qué debería recomendársele?”

Pero la tecnología desarrollada por la empresa de Minas Gerais va más allá. Logra interpretar el contexto de la navegación. “Si el internauta está en un sitio de Fórmula Uno, por ejemplo, y en él se ha publicado un artículo sobre París donde aparece la expresión Paris Hilton, el sistema logra entender que se refiere al hotel, y no a la celebridad Paris Hilton”, explica Scarioli. “Es un problema semántico difícil de resolver, pero nuestra tecnología logra solucionarlo con una eficacia del 90%, que es un porcentaje muy alto”. Eso difiere de lo que hacen los servicios de búsqueda, como Google. En éstos, el internauta busca algo específico y digita las palabras que quiere saber. “En lugar de ello, un sistema de recomendaciones de última generación procura sorprender al usuario con algo que no conoce o no espera, pero que sea de su agrado”, explica Ziviani.

Las primeras investigaciones realizadas en la UFMG sobre el tema empezaron en 2008, en el Laboratorio para el Tratamiento de la Información (Latin) del DCC. Este trabajo generó tesinas de maestría de alumnos de Ziviani. Y Zunnit no es la primera empresa que el profesor ha ayudado a crear. Ziviani es también un emprendedor exitoso y tuvo participación en el surgimiento de otras dos empresas de tecnología. La primera fue Miner, fundada en 1998 y luego vendida al portal UOL, del grupo Abril/Folha de S. Paulo, en 1999. La otra fue Akwan Information Technologies, fundada en 2000 y luego adquirida por Google en 2005, cuando se transformó en un centro de investigación y desarrollo (I&D) de la empresa estadounidense en Brasil. Ziviani tuvo la idea a mediados de 2008 de fundar una tercera empresa, destinada a explotar comercialmente los conocimientos de recomendación de sistemas generados en Latin. “La propiedad intelectual pertenece totalmente a la UFMG, pero es importante transformar los conocimientos que generan las investigaciones en riqueza para la sociedad”, dice.

Las acciones de la empresa
En noviembre de 2011, la UFMG y Zunnit suscribieron un convenio de transferencia de tecnología en un formato pionero en la universidad. Mediante dicho acuerdo, la UFMG le pasó a la empresa el conocimiento generado en el Latin y, como contrapartida, se convirtió en socia de la compañía, con una participación del 5% de las acciones. La UFMG será remunerada con el usufructo de las mismas. Es decir, percibirá su participación en las utilidades al igual que cualquier otro accionista, pero no tendrá injerencia en las decisiones de la empresa. Asimismo, en caso de que Zunnit sea vendida, la universidad percibirá el equivalente a las acciones que posee.

Con todo, la concreción de la idea de fundar la empresa solamente se tornó posible merced a un business angel o inversor ángel (gente que tiene un capital para invertir en compañías principiantes, también conocidas como startups), en este caso, Scarioli. A través de amigos en común, Ziviani conoció al inversor, que tenía los recursos y las ganas apostar por un conocimiento que podría generar una tecnología rentable. Así nació Zunnit, con objetivos distintos de los que tiene actualmente. “La idea inicial era sugerir libros a los internautas, de acuerdo con los temas que buscaban en los sitios por los cuales navegaban”, comenta Scarioli. “Así, si alguien estaba investigando información sobre Fórmula Uno, el sistema podría recomendarle libros sobre el tema.”

Con el tiempo, los dirigentes de la empresa fueron detectando las demandas del mercado y cambiaron el foco, reorientando su actuación. “Actualmente, nuestro negocio es el e-commerce: hacemos recomendaciones dentro de las tiendas virtuales”, dice Scarioli. “Amazon (una tienda virtual estadounidense) fue la primera empresa que empezó a hacerlo a nivel mundial, en 1998. Y lo sigue haciendo con suma pericia; por eso es un referente mundial en lo que hace a esta tecnología. Tanto es así que el 35% de sus ventas es producto de la recomendación”. También Netflix, una tienda de alquiler de películas y videogames online, es otra compañía que se vale mucho de esta tecnología, según Scarioli. El 70% de sus ventas provienen de la recomendación.

Pero ni Amazon ni Netflix venden su tecnología a terceros. Zunnit, a su vez, empezó a comercializar su producto en diciembre del año pasado. Actualmente cuenta entre sus clientes a grandes empresas, especialmente portales de contenido tales como UOL, Sky y Busk, una red social de noticias vinculada al grupo Globo. “También estamos negociando con varios sitios de e-commerce, uno de los focos de nuestro negocio”, comenta Scarioli. “Éste es el gran mercado de nuestra tecnología: mueve alrededor de 20 mil millones de reales anuales, mientras que el mercado de publicidad, por citar un ejemplo, no pasa de los dos mil millones de reales”.

Republicar