Imprimir PDF Republicar

Revisor gramatical

¿Tiene acento?

La empresa Tecnho Software concede a Microsoft licencias de herramientas compatibles con las versiones actuales del paquete Office

33Ilustração Guilherme LepcaEl último gran revuelo se produjo en 2009, a causa de la entrada en vigencia de la reforma ortográfica que, entre otras cosas, dejó a la escritura de la lengua portuguesa sin la diéresis. Pero este tipo de jaleo ya ha sido perpetrado por una empresa privada, lejos de los campi universitarios. Consolidado y exitoso, el Revisor Gramatical Automático para Português –desarrollado en asociación entre el Núcleo Interinstitucional de Lingüística Computacional de la Universidad de São Paulo (USP), del campus de São Carlos, e Itautec-Philco S.A., con apoyo de la FAPESP– actualmente es operado por Techno Software.

“El convenio con Itautec terminó en 2008, y desde entonces no hemos invertido en el revisor”, comenta Maria das Graças Volpe Nunes, quien fue la coordinadora del proyecto desde su inicio en 1993, y que también es docente del Departamento de Ciencias de la Computación y Estadística de la USP en São Carlos. “Como el revisor ya estaba estabilizado dentro de un excelente estándar de funcionamiento, luego de los ajustes de la revisión ortográfica a cargo del equipo de la empresa Techno Software (socia de Itautec), estimo que el producto no evolucionó más”, concluye Volpe Nunes.

En tanto, el grupo de investigación del Núcleo de la USP, que participó activamente del proyecto, sigue invirtiendo en diversos estudios ligados al procesamiento computacional de la lengua portuguesa, tal como informa la profesora. “El proyecto del Revisor Gramatical fue, sin lugar a dudas, un precursor de todo el desarrollo del área en Brasil.”

Las herramientas de revisión (ortográfica, gramatical, de separación en sílabas y diccionario de sinónimos) son propiedad de Itautec, y se trabajaron en conjunto con la USP. Al finalizar el convenio con la USP, Techno Software asumió todos los desdoblamientos del producto, a pedido de Itautec. “Las últimas implementaciones fueron de adecuación a la reforma ortográfica, y eso se hizo a finales de 2009. A partir de entonces, hemos suministrado mantenimiento en las herramientas, complementando y corrigiendo el léxico cuando se hizo necesario”, informa, por e-mail, Carlos Henrique Ferreira, de Techno Software. “Como estas herramientas son licenciadas para Microsoft, también hacemos adecuaciones para compatibilizarlas con los versiones actuales del paquete Office”, añade. Los derechos del software producido y comercializado por Itautec fueron adquiridos por Microsoft, que lo incorporó al programa Office 2000.

El principio
El software de revisión gramatical para el idioma portugués nació como parte de los proyectos de investigación en los cuales la FAPESP financia entre el 20% y el 70% de la iniciativa, en el marco del Programa de Apoyo a la Investigación en Asociación para la Innovación Tecnológica (Pite), siempre con la contrapartida de la empresa interesada. Cuanto mayor es el riesgo del proyecto, mayor es la parte de la FAPESP. Esta línea de inversión es consecuencia de la creciente conciencia de que el ritmo de la innovación tecnológica mundial es tan acelerado que Brasil debe expandir su capacidad para actuar en forma equivalente con la actuación de los países desarrollados. No cabe duda de que quien no cuente con tal capacidad de innovar quedará al margen.

En sintonía con esa demanda, empresas brasileñas experimentan los efectos de colaboraciones con universidades e institutos de investigación. Y nuevos productos y procesos de producción industrial vienen surgiendo a partir de esa convivencia, que han asegurado un retorno económico a las que apuestan por esa interacción. Uno de los caminos que dieron impulso a este proceso, que crece en diferentes sectores económicos, se transita gracias al apoyo del PITE.

El proyecto del revisor gramatical fue aprobado en el PITE en 1996. En ese momento, cobró fuerza. Anteriormente, la propuesta de un revisor estaba presente en las investigaciones realizadas desde 1993 a través de un convenio entre Itautec-Philco y la Fundación de Apoyo a la Física y la Química de São Carlos. El trabajo era ejecutado por un equipo multidisciplinario de lingüistas y profesionales del área de computación, con la participación de docentes del Departamento de Ciencia de la Computación y Estadística, del Instituto de Ciencias Matemáticas y de Computación y del Instituto de Física de São Carlos, siempre coordinado por la profesora Volpe Nunes.

La entrada de la FAPESP facilitó la ampliación del objeto de la investigación, que pasó a contar con la colaboración de los profesores Claudio Lucchesi, Tomas Kowaltowski y Jorge Stolfi, del Instituto de Computación de la Unicamp. En São Carlos, con la coordinación de Volpe Nunes, se diseñaron los algoritmos y se formó el banco de base de palabras, y en Campinas se desarrollaron la compactación del sistema y la disminución del tiempo de respuesta del programa.

El producto
En cajas propias, Itautec comenzó a vender la primera versión del revisor gramatical en 1997. El producto expuesto en los estantes de los locales  comerciales llamó la atención y, al final de ese mismo año, suscitó el interés del gigante Microsoft, que contactó a la empresa para incorporar el revisor al programa Office, el más vendido en Brasil y en todo el mundo. Para el idioma portugués hablado en Brasil, la multinacional estadounidense usaba el antiguo revisor creado en Portugal, que contemplaba 200 mil palabras. El de Itautec ya disponía de un millón y medio de palabras. El revisor se incorporó al Office 2000, con Itautec licenciando el producto durante un período de tres años por un valor de 421 mil dólares. Luego de la renovación de uso, se hicieron nuevos acuerdos.

En el desarrollo del producto, Itautec gastó 78 mil reales, en tanto que la FAPESP invirtió 17.900 reales, sumados a 9.200 dólares utilizados en la compra de máquinas y equipos para la USP. Entre los académicos implicados en el proyecto no había ninguna proyección acerca de la dimensión que éste adquiriría, fundamentalmente debido al contrato con Microsoft.

El revisor detecta un gran número de errores comunes cometidos por usuarios de nivel secundario. Es capaz de indicar y sugerir alternativas ante errores ortográficos, mecánicos (puntuación irregular o falta de puntuación en el final de oraciones, por ejemplo) y errores gramaticales relativos al uso del acento grave, conjugaciones, concordancia verbal y nominal, uso de pronombres, inadecuaciones lexicales y otros.

El software no interfiere en el estilo, no estandariza la estructura del texto, pero recorre frase por frase para verificar la estructura sintáctica y ofrecer opciones gramaticalmente correctas de construcción. El programa arriesga la función según la proximidad de un verbo o de un adjetivo y sugiere correcciones para las distintas estructuras sintácticas producto de cada uno de los distintos significados.

El proyecto
Proyecto e implementación de un revisor gramatical automático para el portugués  (nº 1997/02608-1) (1997-1998); Coordinadora Maria das Gracas Volpe Nunes – Instituto de Ciencias Matemáticas y de Computación, USP; Modalidad Programa de Apoyo a la Investigación en Asociación para la Innovación Tecnológica (Pite); Inversión R$ 17.900,00 y US$ 9,200.00 (FAPESP) y R$ 78.000,00 (Itautec Philco S.A.)

De nuestro archivo
Los beneficios de una asociación – Edición nº 58 – octubre de 2000
Los nuevos rumbos de la investigación tecnológica – Edición nº 47 – octubre de 1999
Revisor Gramatical Automático en nueva versión – Edición nº 35 – septiembre de 1998

Republicar