Imprimir Republicar

Neurología

El portero de la memoria

Una neurona especial controla el ingreso de información procedente del entorno al centro formador de los recuerdos en el cerebro

Richardson Leão/ UFRNNeurona OLM, en verde, conecta a las células de la capa superficial con las de la capa profunda del hipocampoRichardson Leão/ UFRN

Se necesitó casi un siglo para descubrir la función de un tipo especial de célula cerebral descrita por el médico y neuroanatomista español Santiago Ramón y Cajal. Estas células, que reciben el complicado nombre de neuronas oriens lacunosum-moleculare (OLM), se encuentran en el hipocampo, una estructura profunda del cerebro asociada con la adquisición de la memoria. Tal como un puente que conecta las orillas de un río, las neuronas OLM conectan a las células de la capa más superficial del hipocampo con las de áreas más profundas. Pero durante todo este tiempo el papel de esas células no estaba claro.

Pero ahora, en un artículo que se publicó en la edición del 7 de octubre en la revista Nature Neuroscience, el neurocientífico Richardson Leão, de Minas Gerais, junto a investigadores de Estados Unidos y Suecia, demostró que las neuronas OLM actúan como una especie de portero de la memoria.

“Logramos aislar y manipular esa población de neuronas”, comenta Leão, investigador del Instituto del Cerebro en la Universidad Federal de Rio Grande do Norte (UFRN). Utilizando técnicas de biología molecular, él y otros investigadores de la Universidad de Upsala, Suecia, identificaron una proteína que ese tipo de neuronas produce en forma exclusiva. A continuación, desarrollaron ratones transgénicos en los cuales marcaron esa proteína con otra rojo fluorescente. También injertaron en los animales transgénicos una tercera proteína que, impelida por pulsaciones láser, activaba a la neurona.

Ellos observaron que en los experimentos que, una vez activadas, las neuronas OLM bloqueaban el arribo de información sensorial del entorno al hipocampo y activaban los mecanismos químicos de recuperación de la información almacenada en el cerebro. Hubo un ejemplo que ayudó a entenderlo. Cuando alguien que camina por la calle ve a un conocido, la información captada por los ojos llega a la región más superficial del hipocampo. Ahí es donde las neuronas OLM entran en acción. Al transferir esa información hacia el área más profunda, esas neuronas activan el mecanismo de recuperación de la memoria –que permite, por ejemplo, recordar incluso quién es el fulano–, pero impiden la llegada de otros datos del entorno. “Las neuronas OLM desconectan un circuito y conectan otro”, comenta Leão, quien también trabajó en colaboración con investigadores de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos.

Artículo científico
LEÃO, R. N. et al. OLM interneurons differentially modulate CA3 and entorhinal inputs to hippocampal CA1 neurons. Nature Neuroscience. 7 oct. 2012.

Republicar