Imprimir Republicar

Tecnociencia

Una bacteria que produce combustible

Wikicommons

Grupo de bacterias Ralstonia eutropha en un medio de cultivo: producción de isobutanolWikicommons

Alteraciones genéticas en la bacteria Ralstonia eutropha, realizadas por investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, propiciaron la conversión de ese microorganismo en productor de isobutanol, un tipo de alcohol similar a la gasolina que puede utilizarse como combustible. Para hacer eso, la R. eutropha consume dióxido de carbono (CO2), aparte de otros materiales tales como azúcares, ácidos orgánicos y grasas. “La bacteria alterada realiza el doble trabajo de limpiar el ambiente y producir combustible”, dice Christopher Brigham, del MIT, uno de los investigadores de la universidad. Esa bacteria es conocida en el ámbito científico por producir bioplástico polihidroxibutirato (PHB) en condiciones de estrés nutricional y en presencia de exceso de carbono. Para producir isobutanol con la R. eutropha fue necesario extraerle del genoma los genes encargados de la producción del bioplástico. Luego de ello, uno de los linajes mutantes produjo 150 miligramos de isobutanol por litro de cultivo. Mediante otras modificaciones en la producción de enzimas de la bacteria, los investigadores del MIT lograron, durante un período de 50 días de cultivo de la bacteria, 14 gramos de isobutanol por litro. “Nuestro trabajo constituyó una prueba del concepto; logramos modificar la bacteria para que produzca isobutanol”, dice la brasileña Claudia Santos Gai, agrónoma graduada y doctorada en la Universidad de São Paulo (USP) y posdoctoranda en el MIT.

Republicar