Imprimir Republicar

Estrategias

Inversión record

La FAPESP invirtió durante 2008, 638 millones de reales en apoyo a la investigación científica, el mayor desembolso en la historia de la Fundación, y 16% superior al realizado en 2007. Entre 2001 y 2008, la Fundación invirtió 3.900 millones de reales en proyectos de investigación. Ese desempeño concuerda con la evolución de la transferencia del 1% de los ingresos tributarios del estado de São Paulo a la Fundación, tal como determina la Constitución estadual. En ese período, la suma de los recursos de los giros del Tesoro del Estado fue de 3.300 millones de reales, trepando de 271,4 millones de reales en 2001 a 623,4 millones de reales en 2008. En 2008, los ingresos totales de la FAPESP –que comprenden también recursos propios y devengados de convenios–, fue de 769,33 millones de reales, un valor un 21,6% superior al de 2007. En 2008 se contrataron 11.336 nuevos proyectos de investigación, un volumen un 7% mayor que en 2007. El presidente de la FAPESP, Celso Lafer, destacó que la Fundación, durante los últimos años, viene construyendo su trabajo sobre una nueva plataforma. “Una de las novedades se refiere al tema de la internacionalización, mediante el establecimiento de una serie de convenios y acuerdos que apuntan no solamente a ampliar el volumen de recursos para la investigación, sino a fortalecer los mecanismos de red entre los investigadores brasileños y los de otros países”, expresa. Otra novedad fue la promoción de seminarios y Workshops relacionados con los diversos programas. “Este conjunto de actividades permite la creación de redes entre los propios investigadores brasileños, que interactúan y adquieren conocimiento sobre lo que sucede en sus ámbitos de interés, así como de las necesidades de investigación”, dijo Lafer. En opinión del director científico de la FAPESP, Carlos Henrique de Brito Cruz, los fondos de la Fundación pueden ser clasificados en tres bloques: “La Formación de Recursos Humanos, con un 35 % de las inversiones, es la base fundamental de la estrategia de la FAPESP para formar las nuevas generaciones de científicos en São Paulo y en Brasil. El Apoyo a la Investigación Académica, motivada por la curiosidad del científico, recibió el 56 % de las erogaciones. Mientras que el 9% restante fue a la Investigación Orientada a Aplicaciones, donde se incluyen importantes programas, tales como el Biota, Bioen, Cambios Climáticos, Tidia, Políticas Públicas, CInAPCe, Pipe y Pite, y este porcentaje refleja el aumento de la oferta por parte de otras agencias de recursos para proyectos dirigidos a aplicaciones”.

Republicar