Imprimir Republicar

Memoria

Teoría y práctica

La creación del Gabinete de Resistencia de Materiales hace 114 años hizo posible el avance del desarrollo tecnológico

El interior del gabinete en la Poli, donde se realizaban ensayos con materiales (s/d)

Biblioteca Central e la Escuela Politécnica de la USPEl interior del gabinete en la Poli, donde se realizaban ensayos con materiales (s/d)Biblioteca Central e la Escuela Politécnica de la USP

Antonio Francisco de Paula Souza fue el primer director de la Escuela Politécnica de São Paulo (Poli), creada mediante una ley estadual en 1893. Fue también docente de Resistencia de Materiales y Estabilidad de las Construcciones, y el responsable de tornar factible una singular propuesta para la época: la creación del Gabinete de Resistencia de Materiales (GRM) dentro de la Poli, en 1899. La idea sonaba diferente en aquel final del siglo XIX en Brasil, pues apuntaba a unir la enseñanza teórica con la práctica, en el marco de un proyecto elaborado por Ludwig Tetmayer, del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich (ETH, sigla en alemán), a pedido de Paula Souza.

“En ese período empieza a hacerse investigación sistemática y continua sobre resistencia de materiales”, dice la historiadora Marilda Nagamini, doctora de la Universidad de São Paulo (USP) y autora, junto a Shozo Motoyama, de Escola Politécnica, 110 anos construindo o futuro (Epusp, 2004). Antes se había hecho en Río de Janeiro el estudio sobre maderas a cargo de los hermanos André y José Rebouças, ambos ingenieros, en 1877, y un ensayo de Adolpho José del Vecchio sobre materiales de construcción, en 1883. “La diferencia entre esos distintos momentos reside en la continuidad de la investigación”, aclara Nagamini. Prueba mayor de esa práctica en la Poli fue la publicación a cargo del Gremio Politécnico del Manual de resistência de materiais, en 1905, bajo la supervisión de Paula Souza (1843-1917) y Francisco de Paula Ramos de Azevedo (1851-1928).

Wilhelm Fischer (con chaleco negro y delantal) con colegas del GRM (s/d)

Biblioteca Central e la Escuela Politécnica de la USPWilhelm Fischer (con chaleco negro y delantal) con colegas del GRM (s/d)Biblioteca Central e la Escuela Politécnica de la USP

 

Milton Vargas afirma en História da técnica e da tecnologia no Brasil (editorial Unesp, 1997), libro que él organizó, que el manual fue “el primer trabajo sobre tecnología publicado en Brasil”. Vargas fue uno de los pioneros en mecánica de suelos en el país, docente de la Poli –una de las escuelas que dieron origen a la USP en 1934– e ingeniero del Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IPT).

El manual contenía resultados de ensayos referentes a las características físicas, químicas y mecánicas de cemento, cal, hormigón, piedras, ladrillos, tejas, maderas y metales, como así también de comportamiento estructural cuando son solicitados a diferentes esfuerzos físicos. Un aspecto de particular interés fue la inclusión del análisis del hormigón, poquísimo usado en la época. La publicación fue producto de las primeras actividades del GRM.

En 1903 Wilhelm Fischer, en ese entonces asistente de Tetmayer en el ETH, se hizo cargo de la dirección del GRM y le dio nuevo impulso, con la colaboración de ingenieros como Hippolyto Gustavo Pujol Júnior. El gabinete adquirió prestigio con la publicación del manual y empezó a recibir solicitudes para emitir dictámenes, no solamente en el ámbito de la construcción civil sino también en el de vialidad y en el de instalaciones portuarias, ferroviarias e industriales. Con esa demanda, muchos docentes e ingenieros de la Poli abrieron oficinas y compañías constructoras, en la estela del desarrollo del estado.

Fischer dirigió el GRM hasta 1906 y luego fue reemplazado por Pujol, quien amplió el laboratorio, con las secciones de ensayos físicos y mecánicos, de metalografía y de preparación de cuerpos de prueba y pequeñas reparaciones. La de metalografía era una copia del laboratorio de la fábrica de Dion-Bouton, en París. Paula Souza se enorgullecía de la sección y decía que era la más moderna de toda América.

El Manual de Resistência de Materiais (s/d)

Biblioteca Central e la Escuela Politécnica de la USPEl Manual de Resistência de Materiais (s/d)Biblioteca Central e la Escuela Politécnica de la USP

Los estudios sistemáticos y la inversión en equipamientos posibilitaron avances tecnológicos. Los trabajos del GRM hicieron su aporte para la fabricación a escala industrial de los tubos de fundición de hierro centrifugado empleados en el sistema de agua y alcantarillado y la difusión del hormigón armado en edificaciones. 
El primer gran edificio de São Paulo construido mediante el empleo de esta técnica, el Guinle, contó con un estudio experimental del GRM, al igual que uno de los primeros rascacielos brasileños (el Martinelli) y el Viaduto do Chá.

En 1926, las compañías ferroviarias Paulista, Mogyana y Sorocabana, asiduas usuarias de los servicios del GRM, hicieron donaciones económicas para ampliarlo y transformarlo en el Laboratorio de Ensayos de Materiales (LEM), bajo la dirección de Ary Frederico Torres. En 1934, encabezado por Torres, el LEM se convirtió en el IPT, con autonomía administrativa con relación a la Poli. La idea era poder actuar de manera más amplia, tal como lo hace hasta los días actuales, para abrir nuevos campos de investigación, servir como laboratorio estadual de comparación de medidas y patrones
y seguir brindando servicios a terceros.

Republicar