Imprimir Republicar

Fotolab

La delicadeza de la caña de azúcar

Esta sutil trama es una vista de la raíz de la caña de azúcar. Al lado, la raíz al natural, sumergida en una lámina de agua de 2 centímetros. Arriba, en rojo, la imagen de la misma planta tratada con un programa de computadora que la traduce en cifras: indica su longitud, el diámetro y la superficie que ocupa del suelo, entre otras medidas. “Se trata de datos relevantes para el análisis de fertilizantes y bioestimulantes que propician el crecimiento de la raíz, para que absorba más agua y aproveche los nutrientes del suelo con eficacia, lo que redunda en un aumento de la productividad”, dice Paulo Lazzarini, quien realiza su maestría en el Programa de Suelos y Nutrición Vegetal en la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz (Esalq), de la Universidad de São Paulo (USP). Lazzarini, el doctorando José Marcos Leite y el técnico de laboratorio Hugo Batagello construyeron un gabinete especial para fotografiar la raíz en alta resolución.

Imágenes enviadas por Paulo Lazzarini y José Marcos Leite, de la Esalq-USP

 

Republicar