Imprimir Republicar

FOTOLAB

Vida a ciegas

SONY DSCEl bagrecito ciego de Toca do Gonçalo, en la localidad de Campo Formoso, en el estado de Bahía, alcanza como máximo un tamaño de 6 centímetros. No posee ojos ni pigmentos. Se trata de un pez rarísimo, endémico de esa caverna. “La especie pertenece al género Rhamdiopsis y aún no ha sido descrita, pero logramos incluirla en la lista de la fauna brasileña amenazada de extinción, que se encuentra en fase de revisión”, dice Eleonora Trajano, del Instituto de Biociencias de la Universidad de São Paulo (IB-USP). El aislamiento de ciertas poblaciones de este pez durante miles de años en ambientes subterráneos preservó mutaciones que impiden el desarrollo de los ojos y la producción de pigmentos. Tales mutaciones serían incompatibles con la vida en el exterior de las grutas. El ejemplar fue fotografiado en el laboratorio de Trajano por el zoólogo estadounidense Danté Fenolio.

Imagen enviada por Eleonora Trajano, del IB-USP

Republicar