Imprimir Republicar

Consejos

Aspirantes a emprendedores

Un experto en incubadoras les apunta el camino a los nuevos empresarios de tecnología

Carreiras-ilustra_SLIDERDaniel BuenoEn una reciente charla en el Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) de la Universidad de São Paulo (USP), Sergio Risola, gerente del Centro de Innovación, Emprendedorismo y Tecnología (Cietec), con sede en la Ciudad Universitaria de dicha universidad, preguntó ante auditorio, integrado por alumnos universitarios desde la carrera de grado hasta el doctorado, si les gustaría tener su propia empresa. “Para mi sorpresa y la de todos los integrantes de la mesa, más de la mitad de los casi 250 alumnos respondieron que sí a mi pregunta”, comenta Risola. Para él, esto demuestra que las universidades y los docentes deberían implicarse más en la formación de sus alumnos para que se conviertan en emprendedores. Al frente de la incubadora de empresas, Risola tiene una experiencia rica en lo que respecta a recibir a aspirantes a empresarios que desean desarrollar tecnología y hacer innovación. Han pasado por el Cietec, en 15 años, más de 500 empresas: 130 han salido ya de la incubadora y caminan por sí solas, manteniendo un nivel de supervivencia de más del 90%.

“Alrededor de una tercera parte de las empresas incubadas en el Cietec pertenecen a gente proveniente del mundo académico, con maestría, doctorado y posdoctorado, y con un paso por los ICTs [los institutos de ciencia y tecnología]”, dice Risola. “Al principio son personas con ideas, pero sin empresas”. Las incubadoras constituyen el ambiente más propicio para esos principiantes, pues además de la riqueza de la red de contactos que se forma entre las propias start-ups, los empresarios y los inversores que frecuentan dichas instituciones, cuentan con las consultorías gratuitas y con el espacio a un costo menor que el de mercado. Antes que nada, el Cietec y otras instituciones similares les piden a los interesados un plan de negocios en el cual se explicite qué se hará y en cuánto tiempo, si existe propiedad intelectual y cuál es la percepción de la innovación, qué aporta, es decir, si se le agrega algún conocimiento nuevo a un producto, proceso o sistema, o si es radical, que es cuando una innovación es inédita. “Pretendemos saber cuál es la necesidad de buscar conocimiento”. En el caso de los aspirantes a empresarios provenientes de la universidad, siempre debe existir una complementariedad del conocimiento en las universidades e ICTs, tanto en Brasil como en el exterior.

Risola: la dedicación y la pasión por el negocio son fundamentales para el éxito

CIETECRisola: la dedicación y la pasión por el negocio son fundamentales para el éxitoCIETEC

Al postularse para ingresar al Cietec, los futuros emprendedores pasan por un curso de 40 horas para decidir si desean efectivamente seguir por ese camino. “Le pedimos al aspirante que efectúe una reprogramación de su vida profesional y también le mostramos qué será lo que tendrá por delante. Muchos desertan, o se dan cuenta de que no están todavía preparados, y regresan después”, dice Risola, quien también es docente de la carrera de emprendedorismo y nuevos negocios de la Fundación Getúlio Vargas (FGV), en São Paulo.

Entre las características personales que debe reunir un nuevo emprendedor, Risola dice que debe ser un buen formador de equipos, saber liderar, delegar, insistir y no tener miedo de equivocarse, aparte de no amilanarse ante
las dificultades; todo esto es necesario, pero, lo más importante, es la dedicación y la pasión por el éxito del negocio. Otra cosa que menciona Risola es la elección de los socios. Las peleas entre ellos responden por casi el 5% de la mortalidad de las empresas de la incubadora, y ese porcentaje sería más alto aún si no hubiese una adecuada intervención de los gestores en las situaciones de falta de entendimiento entre los socios. Para Risola, es necesario elegir bien, pues nadie llega al éxito solo, y las tareas de las empresas son variadas y requieren tiempo.

Republicar