Imprimir Republicar

POLÍTICAS PÚBLICAS

Detalles ampliados

La cuarta edición del Inventário florestal ampliará 100 veces la resolución espacial de la vegetación nativa en São Paulo

Cada vez más cerca: 20 años de una misma área de Dracena, una región del noroeste paulista con uno de los menores índices de vegetación nativa del estado de São Paulo. En 1991...

INSTITUTO FLORESTALCada vez más cerca: 20 años de una misma área de Dracena, una región del noroeste paulista con uno de los menores índices de vegetación nativa del estado de São Paulo. En 1991…INSTITUTO FLORESTAL

El Instituto Forestal de São Paulo (IF) comenzará a producir durante este mes de enero la cuarta edición del Inventário florestal da vegetação natural do estado de São Paulo, que delimita las áreas de vegetación nativa o de reforestación en territorio paulista. En lugar de imágenes satelitales, como las utilizadas en las versiones anteriores, el equipo del Forestal utilizará fotografías aéreas, cedidas por la Empresa Paulista de Planificación Metropolitana (Emplasa), ampliando de tal modo 100 veces la resolución espacial, en comparación con la tercera edición, finalizada en 2009.

La mejora en la resolución espacial ampliará el tamaño conocido del área de vegetación nativa ‒bosque atlántico, cerrado y manglares‒ en São Paulo. En la tercera versión del inventario, el uso de imágenes satelitales con una resolución cuatro veces mayor que la de la edición anterior permitió la visualización de áreas que pasaban desapercibidas y elevó en un 25% el área de campiñas y bosques con diferentes niveles de conservación, que actualmente, es de 4,34 millones de hectáreas, el equivalente al 17,5% del territorio paulista. Otros estados, como por ejemplo Río de Janeiro y Minas Gerais, realizaron estudios similares, aunque en una escala no tan detallada (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 170).

“El propio secretario de Medio Ambiente del estado, Bruno Covas, fue quien solicitó la realización de una versión actualizada del inventario, en mayo de 2013”, comenta Marco Aurélio Nalon, investigador del IF y coordinador del trabajo. El Inventário florestal se convirtió en un documento fundamental para el establecimiento de directrices oficiales capaces de colaborar con las políticas ambientales y los estudios sobre la biodiversidad en el estado. La segunda edición, presentada en público en 2003 con el apoyo del Programa Biota-FAPESP, promovió la creación de una ley de protección de los remanentes de vegetación nativa en el territorio paulista (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 91).

...en 2008...

INSTITUTO FLORESTAL…en 2008…INSTITUTO FLORESTAL

Un mapa cada dos meses
La planificación de la cuarta edición, presupuestada en 2 millones de reales, prevé el diseño de un mapa simplificado cada dos meses, por cuenca hidrográfica, para colaborar en las actividades de campo de los organismos de fiscalización, tales como la Policía Ambiental y el Departamento de Protección de los Recursos Naturales. Otra de las novedades radica en que, por primera vez, la producción de los mapas se le encomendará a una empresa externa. Ésta será seleccionada al comienzo del mes de enero mediante una licitación electrónica, para comenzar inmediatamente la producción de los mapas, bajo la supervisión del equipo del instituto.

“Ya contamos con las imágenes que utilizaremos”, dice Nalon, señalando uno de los tres hard disc que están sobre su mesa de trabajo, entre tres monitores de computadora; en las paredes pueden verse las fotografías de montañas de Estados Unidos que él escaló a lo largo de su carrera de montañista que comenzó en 1985. “Se trata de 1.292 ortofotografías aéreas del estado de São Paulo, en escala 1:25.000, con una resolución espacial de 1 metro”. Y compara: para las dos primeras versiones del inventario, la superficie mínima analizada era de 2 a 3 hectáreas, el equivalente a dos o tres campos de fútbol. En 2010, para la tercera edición, el área mínima se redujo a 2.500 metros cuadrados (m2), la cuarta parte de un campo de fútbol, con mucho mayor detalle. Ahora, según afirma, con las fotografías aéreas, el área mínima será de 900 a 1000 m2, una décima parte de un campo de fútbol. “Éste es el material de nuestros sueños”, celebra.

El aumento en la resolución y el nuevo modelo de organización, que hará posible la producción permanente de mapas a lo largo del año, representan un enorme avance en relación con la primera edición del Inventário florestal, de 1993. El primer mapa que se obtuvo a partir de las imágenes provistas por el satélite Landsat, luego de dos años de trabajo manual, mide 4 metros de ancho por 3 de alto y actualmente ocupa una de las salas del Laboratorio de Geoprocesamiento del instituto.

...en 2014

INSTITUTO FLORESTAL…en 2014INSTITUTO FLORESTAL

“Pegábamos en una pared 416 cartas topográficas del IBGE, las uníamos, las fotografiábamos y las reducíamos a una escala de 1:250.000”, recuerda Nalon. “Cuando alguien aquí se empieza a quejar le pregunto: ‘¿Quieres pintar?’. Y lo mando a ver el mapa. Ahora se escanean todas las imágenes y la interpretación es semiautomática, pero he pintado muchos mapas como éste, con un marcador”. Visto de cerca, el mapa es claramente artesanal: las áreas de vegetación ‒bosque atlántico, manglar y cerrado‒ y de reforestación con pinos o eucalipto se encuentran pintadas a mano con diferentes colores; las áreas urbanas aparecen en blanco, y etiquetitas mecanografiadas nombran a las unidades de conservación.

Físico de carrera, Nalon recibió en 1991 el encargo de modernizar la producción del mapa de la vegetación nativa del estado de São Paulo mediante computación gráfica y programas de interpretación de imágenes. Con el método anterior, completamente manual, resultaba difícil comprobar si un área con cobertura vegetal había crecido o disminuido entre un año y otro. “Disponíamos la imagen satelital sobre una mesa transiluminada, luego, una hoja transparente sobre la imagen, y, con tinta china, dibujábamos los fragmentos de vegetación nativa, trazábamos los contornos a mano y mediante un dispositivo calculábamos el área de cada fragmento”, recuerda. “Elaborábamos las fichas de los fragmentos, cada una con un número, y la rotulábamos en una planilla digital, en la computadora”.

Publicaciones
KRONKA, F.J.N. et al. Inventário florestal do estado de São Paulo. IF, 1993.
KRONKA, F.J.N. et al. Áreas de domínio do cerrado no estado de São Paulo. IF, 1998.
KRONKA, F.J.N. et al. Inventário florestal das áreas reflorestadas do estado de São Paulo. IF, 2002.
KRONKA, F.J.N. et al. Inventário florestal da vegetação natural do estado de São Paulo. IF, 2005.
KRONKA, F.J.N. et al. Inventário florestal da vegetação natural do estado de São Paulo: Regiões Administrativas de São José dos Campos (Litoral), Baixada Santista e Registro. IF, 2007.

Republicar