Imprimir

Tapa

El golpe más allá de las imágenes

Preguntas e hipótesis de cientos de historiadores y científicos sociales componen los ejes fundamentales por donde avanza el conocimiento referente a la dictadura brasileña que se extendió de 1964 a 1985

Tanques del Ejército encaminándose hacia el Palácio das Laranjeiras, en Río de Janeiro, el 1º de abril de 1964

Archivo/ Agencia O Globo Tanques del Ejército encaminándose hacia el Palácio das Laranjeiras, en Río de Janeiro, el 1º de abril de 1964Archivo/ Agencia O Globo

Los hechos inmediatos que definieron el golpe cívico-militar del 31 de marzo de 1964 han sido relatados hasta el agotamiento, y sus imágenes más emblemáticas, además de haber sido generosamente expuestas ante la opinión pública por diferentes medios de comunicación y con distintos enfoques en las últimas semanas, se encuentran disponibles en la web para aquéllos que quieran observarlas con más detenimiento, en un ritmo reflexivo más particular. Entre esas imágenes se encuentra la filmación en blanco y negro del presidente del Congreso Nacional, el senador paulista Auro Soares de Moura Andrade, declarando, durante la madrugada del 2 de abril, la acefalía de la Presidencia de la República ‒aunque João Goulart, el presidente constitucional del país, se hallaba dentro del territorio nacional‒ en medio de una tumultuosa sesión parlamentaria donde se oyen con claridad los insultos proferidos por el senador mineiro Tancredo Neves contra su colega paulista y los gritos reiterados de “golpista” que provienen de alguien ubicado en otro sector del auditorio. A continuación, se observan confusamente los escupitajos que el diputado Rogê Ferreira lanzó sobre el rostro de Moura Andrade, antes de que éste abandonara el plenario y se dirigiera hacia el Palácio do Planalto para investir al presidente de la Cámara de Diputados, Ranieri Mazzilli, como Presidente de la República. Igualmente emblemáticas son las imágenes de los tanques del Ejército, ocupando el centro de Río de Janeiro o la Praça dos Três Poderes, en Brasilia, y también, días después, las del líder comunista Gregório Bezerra, llevado a la rastra por soldados, en las calles de Recife.

Lea más:

Sin embargo, en las últimas décadas, la investigación en ciencias humanas y sociales en Brasil, circunscribiéndose a su propio campo y, para ello, valiéndose también, legítimamente, de otras fuentes confiables de investigación, apuntó a conocer y descifrar, más allá de las imágenes, el golpe de 1964 y la dictadura posterior que se extendió durante 21 años. Historiadores, sociólogos, antropólogos, politólogos, economistas e investigadores del derecho formularon las preguntas que consideraban cruciales, formularon hipótesis, se abocaron a realizar estudios; y de ese trabajo surgieron algunos planteos amplios que parecen componer los ejes fundamentales por donde avanza el conocimiento de ese período, algunos con mayor densidad, y otros aún con respuestas no tan claras, que requieren nuevas investigaciones. Entre estos, pueden listarse: 1. Cuál fue la verdadera naturaleza del golpe de 1964 y quiénes fueron sus agentes. 2. Cuál fue el ordenamiento jurídico e institucional que le permitió a la dictadura brasileña de 1964-1985 un funcionamiento distinto al de otras dictaduras del continente. 3. Cómo se inserta orgánicamente la dictadura dentro del proceso histórico de Brasil. 4. Cuáles son los impactos de la dictadura sobre la sociedad brasileña, sobre sus instituciones y en el desarrollo económico. 5. Qué efectos tuvo la dictadura sobre la cultura y la producción cultural brasileña.

Las tropas del Ejército en el frente del Congreso Nacional, 04/02/1964

Archivo/ Agencia O Globo Las tropas del Ejército en el frente del Congreso Nacional, 04/02/1964Archivo/ Agencia O Globo

Al ingresar, aprovechando el 50º aniversario del golpe de 1964, en la vasta y densa maraña de la investigación planteada sobre esos ejes, con la determinación de echar luz sobre lo más relevante que se ha producido hasta ahora en este campo complejo, polémico e impulsor de distintas pasiones, Pesquisa FAPESP contó desde el comienzo con la ayuda de algunos guías fundamentales en ese trayecto: los historiadores Maria Helena Capelato y Marcos Napolitano, ambos de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de São Paulo (FFLCH-USP), la socióloga Angela Alonso y la historiadora Miriam Dolhnikoff, del Centro Brasileño de Análisis y Planficación (Cebrap), el sociólogo Marcelo Ridenti, del Instituto de Filosofía y Ciencias Humanas de la Universidad de Campinas (IFCH-Unicamp) y la politóloga Glenda Mezarobba, de la FAPESP, actualmente cedida a la Comisión Nacional de la Verdad (CNV), quien también participó en la edición del material. A partir de las orientaciones de todos ellos, se consultó a decenas de investigadores, quienes colaboraron en la elaboración del informe especial de Pesquisa FAPESP sobre los 50 años del golpe de 1964 que se extiende por las próximas páginas.

El senador Auro Moura Andrade declara la acefalía de la Presidencia de la República (1) ante la perplejidad de Tancredo Neves (2). Doutel de Andrade, quien leyó el comunicado de Goulart, protesta en el micrófono (3). Confabulaciones del diputado Ernani do Amaral Peixoto, sentado a la izquierda (4). Moura Andrade informa que Ranieri Mazzilli asumirá la Presidencia de la República (5) y Almino Afonso, ministro de Trabajo de Goulart, disconforme, protesta (6)

Reproducción YouTube El senador Auro Moura Andrade declara la acefalía de la Presidencia de la República (1) ante la perplejidad de Tancredo Neves (2). Doutel de Andrade, quien leyó el comunicado de Goulart, protesta en el micrófono (3). Confabulaciones del diputado Ernani do Amaral Peixoto, sentado a la izquierda (4). Moura Andrade informa que Ranieri Mazzilli asumirá la Presidencia de la República (5) y Almino Afonso, ministro de Trabajo de Goulart, disconforme, protesta (6)Reproducción YouTube

Republish