Imprimir Republicar

genes

Los genes y el color de la piel

DANIEL BUENOAlteraciones en diferentes segmentos de uno o más genes podrían influir en la pigmentación de la piel de poblaciones con alto grado de mestizaje, según sugiere un estudio coordinado por la genetista Maria Cátira Bortolini, del Departamento de Genética de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). En ese trabajo, el biólogo Caio Cerqueira analizó 18 alteraciones genéticas, conocidas como polimorfismos de nucleótido único (SNPs), distribuidas en nueve genes asociados a la pigmentación de la piel, de los ojos y de los cabellos. Los SNPs son alteraciones genéticas en donde solamente una de las letras de la secuencia del ADN (A, T, C y G) está alterada. Hace tiempo se comprobó que esas 18 alteraciones estarían relacionadas directa o indirectamente con la pigmentación humana. Pero ahora, Cerqueira y sus colegas buscaron posibles asociaciones entre esos SNPs y el nivel de melanina, el pigmento que otorga color a la piel, en 352 gaúchos y 148 bahianos (PLoS ONE, mayo de 2014). Cuatro de esas alteraciones permitirían predecir el nivel de pigmentación de la piel en esas poblaciones mestizas. Pero tan sólo dos de ellas tenían relación directa con el nivel de melanina tanto en los gaúchos como en los bahianos. En opinión de Bortolini, esas alteraciones pueden tener gran valor para la ciencia forense, dado que revelaron su relación con el nivel de pigmentación de ambos grupos, independientemente del grado de mestizaje de cada uno. “Con base en ese tipo de información y una muestra de ADN hallada en la escena de un crimen, la policía podría caracterizar el retrato del sospechoso a partir de esas dos alteraciones genéticas ligadas al color de la piel”, explica la genetista.

Republicar