Imprimir Republicar

BUENAS PRÁCTICAS

La integridad científica en la agenda de Brasil

Boas PráticasDANIEL BUENODel 31 de mayo al 3 de junio, Brasil, que es señalado como el líder de América Latina en iniciativas sobre integridad científica, será sede, en Río de Janeiro, de la cuarta edición de la Conferencia Mundial sobre Integridad Científica. Entre los inscritos hay científicos y administradores de alrededor de 120 instituciones públicas de 43 países. Para este año, el foco del evento será la relación entre la integridad en la investigación científica y acciones asociadas con la mejora de las prácticas en los sistemas de ciencia y tecnología. Brasil, que participará en la conferencia con 13 trabajos académicos, privilegiará los aspectos educativos del tema. La cuarta edición llegará algunas novedades en relación con las anteriores.

Entre ellas estará la realización de talleres y minicursos para autores y editores científicos. “Los becarios de la FAPESP podrán utilizar sus reservas técnicas para costear su participación en el evento, siempre y cuando se inscriban y asistan a los cursos”, dice Luiz Henrique Lopes dos Santos, coordinador adjunto de Ciencias Humanas y Sociales de la FAPESP y miembro del comité de organización del congreso.

Entre las contribuciones brasileñas que se presentarán en la conferencia, hay un estudio sobre los desafíos culturales impuestos por el abordaje internacional sobre integridad científica. Es una investigación en curso que describe el sistema de capacitación en ética en la investigación científica adoptado por el proyecto internacional Clinical Operational and Health Services Research and Training Award (ICOHRTA), con el apoyo económico del Fogarty International Center, de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, según su sigla en inglés) de Estados Unidos. “Pretendemos evaluar los aspectos culturales y locales que deben formar parte de los cursos relacionados con la integridad en la investigación, considerando las peculiaridades de distintos sistemas de ciencia y tecnología”, explica José Roberto Lapa e Silva, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y coordinador del estudio.

Este trabajo forma parte de un gran proyecto de cooperación que comenzó en 2002, entre instituciones brasileñas y universidades estadounidenses, entre ellas, la Johns Hopkins y la Cornell. El objetivo es proveerles capacitación en integridad científica a investigadores de las áreas clínica y operativa en tuberculosis y Sida. “Más allá de dicha evaluación, ya se ofreció el primer workshop a investigadores brasileños de diferentes instituciones del país, que en su mayoría se desempeñan en el área de clínica médica”, dice Sonia Vasconcelos, docente del programa de Educación, Gestión y Difusión en Biociencias del Instituto de Bioquímica Médica Leopoldo de Meis de la UFRJ y coautora del estudio. Vasconcelos forma parte del comité de organización del evento.

El año pasado, la profesora participó en la tercera edición de la conferencia, que se realizó en Canadá. Uno de los puntos fuertes del evento, según sostiene, fueron los debates acerca de la relación entre la integridad científica y la confianza pública en la ciencia. “Ese tema fue desmenuzado en la discusión sobre la credibilidad de los resultados de la investigación científica, su relación con la apropiación del conocimiento por pares y la corrección de la literatura”, dice Vasconcelos. En los últimos años, algunas instituciones han comenzado a invertir en la organización de encuentros y seminarios para debatir el tema, y fueron surgiendo cursos de extensión y asignaturas de posgrado.

A modo de ejemplo, Vasconcelos cita al Instituto de Biofísica Carlos Chagas Filho y al Instituto Luiz Coimbra de Posgrado e Investigación en Ingeniería (Coppe), ambos en la UFRJ. También nombra a la Pontificia Universidad Católica de Rio Grande do Sul, que cuenta con diversas actividades educativas. Esas iniciativas están en sintonía con las directrices de la FAPESP, que en 2011 lanzó su código de buenas prácticas científicas con el objetivo de reforzar en la comunidad científica de São Paulo una cultura sólida de integridad ética en la investigación, y del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq).

La programación y la inscripción se encuentran disponibles en: http://wcri2015.org.

Los becarios de la FAPESP podrán utilizar sus reservas técnicas para costear su participación en el evento

Republicar