Imprimir Republicar

Alimentos funcionales

El lado medicinal de las frutas

El asaí: un buen antioxidante y mal bactericida

LÉO RAMOSEl asaí: un buen antioxidante y mal bactericidaLÉO RAMOS

Asaí, acerola, jobo, guayaba, guanábana, mango, ananá, tamarindo: Brasil tiene frutas para todos los gustos, pero otros atributos también resultan importantes, en estos tiempos en que se valoran las propiedades funcionales de los alimentos. En su doctorado realizado en la Universidad Federal de Ceará, con un período en el Instituto Politécnico de Porto, en Portugal, Mario Paz testeó las actividades antioxidantes y antibacterianas de la pulpa de esas ocho frutas (Food Chemistry, abril de 2015). La acerola y el asaí fueron las líderes en propiedades antioxidantes, que pueden resultar importantes en la protección contra las enfermedades cardiovasculares y contra ciertos tipos de cáncer, por ejemplo. En esa categoría, la piña o ananá y el tamarindo fueron las frutas menos cotizadas. Los puestos en esa clasificación se invirtieron con respecto a la actividad antibacteriana, que puede ampliar la durabilidad del alimento: el tamarindo exhibió una buena acción contra todas las bacterias testeadas, la Salmonella y la Escherichia coli inclusive, que son importantes agentes de infecciones alimentarias, en tanto que el asaí mostró una débil acción contra microorganismos. No es el caso de transformar a la frutería en farmacia, pero el estudio sugiere que el tamarindo debería estudiarse mejor, para que entrase en la composición de algunos medicamentos contra enfermedades humanas y animales.

Republicar