Imprimir Republicar

Polución

El plomo en América del Sur

Una muestra extraída de glaciar del monte Illimani, en los Andes, permitió medir la concentración del metal en la región

Hernan Payrumani / WikipediaUna muestra extraída de glaciar del monte Illimani, en los Andes, permitió medir la concentración del metal en la regiónHernan Payrumani / Wikipedia

La contaminación por plomo causada por el uso de combustibles fósiles ha sido más intensa en los últimos 50 años que en 2 mil años de historia de la minería en América del Sur. Científicos de la Universidad de Berna, en Suiza, arribaron a esta conclusión tras medir mediante espectroscopia de masas la concentración de plomo –utilizado en la producción de plata entre los años de 450 y 1900 y de estaño a comienzos del siglo XX– en una muestra continua de hielo extraída de un glaciar de los Andes en Bolivia (Science Advances, marzo). Después de 1960, la cantidad de plomo presente en la atmósfera se triplicó en comparación con el nivel de emisiones resultante de la actividad metalúrgica en la región, probablemente debido al uso de combustibles fósiles. “Nuestro estudio revela una caída significativa en los niveles de contaminación por plomo después de la prohibición de la gasolina con ese metal en la región de los Andes bolivianos, aunque dicha merma no la redujo hasta los niveles naturales”, dijo Anja Eichler, una de las autoras de ese trabajo, en un comentario al periódico inglés The Guardian. En Brasil, empezó a mezclarse plomo a la gasolina en 1922, para mejorar el desempeño de los motores, y los debates sobre su remoción empezaron en la década de 1970, en vista de los daños que ocasionaba a la salud humana. Prohibido en la gasolina desde 1992, el plomo puede perjudicar al sistema nervioso, y diversos estudios han asociado la elevada contaminación con ese metal al aumento de la criminalidad.

Republicar