Imprimir Republicar

Necrología

Un científico interdisciplinario

Pionero en la investigación de materiales en Brasil, José Arana Varela falleció a los 72 años

Varela_Varela PBLÉO RAMOSEl físico José Arana Varela, uno de los más importantes científicos brasileños del área de ciencia de materiales, murió de cáncer el día 17 de mayo, en São Paulo. Desde 2012, Arana Varela ocupaba el cargo de director presidente del Consejo Técnico Administrativo de la FAPESP, órgano que constituye el directorio ejecutivo de la Fundación. También fue miembro del Consejo Superior de la FAPESP entre 2004 y 2010 y su vicepresidente desde 2007 hasta 2010. Profesor titular del Instituto de Química de Araraquara, de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), presidió la Sociedad Brasileña de Investigación en Materiales (SBPMat), fue fundador y primer director de la Agencia Unesp de Innovación y era vicedirector del Centro de Desarrollo de Materiales Funcionales (CDMF), uno de los centros de investigación, innovación y difusión (Cepid) de la FAPESP. “El profesor Arana Varela fue un científico de elevadísimo nivel, y el tenerlo como presidente del Consejo Técnico Administrativo no sólo fue un merecimiento por sus cualidades sino que también contribuyó para con el mantenimiento de los altos niveles científicos de la Fundación”, dijo el presidente de la FAPESP, José Goldemberg.

Nacido en Martinópolis, interior de São Paulo, Arana Varela se graduó en física en la Universidad de São Paulo (USP) en 1968 y cursó su maestría también en física en el Instituto Tecnológico de Aeronáutica (ITA), concluyéndola en 1975. Durante el último año de dicha maestría, conoció a un investigador estadounidense, el experto en materiales cerámicos Osgood James Whittemore Jr. (1919-2010), de la Universidad de Washington, en Seattle, quien en esa época se desempeñaba como profesor visitante de la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar). “Whittemore se interesó en mi investigación de maestría, relacionada con la fisicoquímica de la descomposición térmica del talco, la materia prima del material cerámico, y realizó diversas consideraciones sobre la misma”, dijo Arana Varela en una entrevista concedida en 2014, cuando recibió el premio Bridge Building Award de la American Ceramic Society. De ese contacto nació la invitación para hacer su doctorado en Seattle, entre 1977 y 1981, sobre modelos de sinterización, el método más antiguo de fabricación de material cerámico. La colaboración con Whittemore se extendió durante más de una década. “Junto a Whittemore, el profesor Arana Varela fue responsable de darle sustentación a la investigación de los materiales cerámicos en Brasil y del desarrollo de esa área en el país en lo referente a los semiconductores”, dijo Elson Longo, director del Centro de Desarrollo de Materiales Funcionales, con quien Arana Varela mantuvo una colaboración durante cinco décadas.

En 1988, José Arana Varela fue uno de los fundadores del Laboratorio Interdisciplinario de Electroquímica y Materiales Cerámicos (Liec), en colaboración con dos colegas que en esa  época estaban en la UFSCar, Elson Longo y Luiz Otávio Bulhões. El laboratorio, con sedes en Araraquara y São Carlos, se especializó en el desarrollo de nuevos materiales (lea el reportaje en la página 30). Un ejemplo fue el desarrollo ‒a finales de los años 1990‒ de películas ferroeléctricas, constituidas por finísimas capas de material semiconductor, con gran capacidad de almacenar información (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 52). Otro más reciente fue el descubrimiento de un material con propiedades bactericidas basado en la síntesis del óxido de plata con el tungsteno. En un artículo publicado en Scientific Reports en 2013, el grupo de Arana Varela y Largo observó un crecimiento exponencial de filamentos de plata metálica a escala nanométrica en distintas regiones de la superficie de cristales de tungstato de plata.

Liderazgo
Autor de más de 500 artículos en revistas internacionales, Arana Varela fue un pionero en el desarrollo de aplicaciones de la nanociencia. “Muy tempranamente empezó a resolver problemas tradicionales de la ciencia de materiales utilizando la nanotecnología. Elaboraba modelados nanoscópicos en busca de materiales con nuevas propiedades”, dice el físico Osvaldo Novais de Oliveira Júnior, docente de la UFSCar y actual presidente de la Sociedad Brasileña de Investigación en Materiales. Novais de Oliveira Júnior destaca tres características personales de Arana Varela que moldearon su contribución científica. “En primer lugar, era un científico de formación refinada. En segundo, fue un incentivador de la integración de investigadores de diferentes áreas del conocimiento para promover la ciencia de materiales, una ciencia que es interdisciplinaria por naturaleza. Él mismo era un ejemplo de ello: se graduó en física, trabajó muchos años en química y tenía nociones de ingeniería. En tercer lugar, ejercía un liderazgo natural. A su alrededor se aglutinaron los investigadores del Liec y del Cepid de Materiales Funcionales”. También subraya la colaboración duradera con Elson Longo. “Las colaboraciones tan largas y fructíferas entre científicos de alto nivel no suelen ser comunes en el ambiente académico y requieren amistad, confianza y lealtad”, afirma.

En Unesp, José Arana Varela fue coordinador del programa de posgrado del Instituto de Química en los años 1990, cuando promovió una reforma que unificó los diversos programas existentes. “El profesor Arana Varela tuvo un rol fundamental en la consolidación del programa de posgrado, que actualmente es uno de los más respetados del país”, dice el vicedirector del instituto, Eduardo Maffud Cilli. En 2006, el rector de la Unesp, Marcos Macari, desmembró la Prorrectoría de Posgrado e Investigación en dos y lo invitó a Arana Varela a hacerse cargo de la investigación. Le cupo a él entonces crear programas de incentivo para que investigadores de la universidad publicaran artículos en revistas consagradas que existen hasta ahora. “Con cada paper publicado, el investigador recibía una cuantía y podía utilizarla en cualquier actividad de su grupo: mandar a un alumno afuera, hacer un viaje o usarla en el laboratorio”, recordó Arana Varela en entrevista concedida en febrero. En esa época ayudó a estructurar el núcleo de innovación tecnológica para colaborar con los investigadores en la obtención de patentes y para concretar acuerdos de transferencia de tecnología con empresas. Fue el embrión de la Agencia Unesp de Innovación, creada en 2010, de la cual Arana Varela fue el primero director.

Aun con sus quehaceres ejecutivos en la Unesp y en la FAPESP, seguía dirigiendo alumnos de maestría y doctorado y supervisando pasantes posdoctorales. Uno de sus últimos alumnos fue Thiago Sequinel, de 32 años, en la actualidad docente de la Universidad Federal de Grande Dourados, en Mato Grosso do Sul, quien en 2013 defendió su tesis doctoral sobre el comportamiento fotoluminiscente de películas finas. “Conocí al profesor Arana Varela en un congreso de materiales cerámicos. Era un investigador muy admirado, con quien todo el mundo quería sacarse una foto”, recuerda Sequinel. El director de maestría de Sequinel, Sergio Mazurek Tebcherani, docente de la Universidad Estadual de Ponta Grossa, había sido alumno de Arana Varela, e hizo de nexo entre el veterano investigador y el joven doctorando. “El profesor Aran Varela trazó caminos para mi investigación que yo nunca había imaginado posibles. Pasaba la semana en São Paulo, pero los viernes iba a Araraquara y no era raro que me atendiese en el laboratorio los sábados o los domingos”, recuerda Sequinel.

Republicar