Imprimir Republicar

fuga de cerebros

Amenazas de despidos en Rusia

La noticia de que el gobierno de Rusia se apresta a despedir durante los próximos tres años a alrededor de 10 mil investigadores vinculados a organismos públicos causó angustia en la comunidad científica del país. La mayoría de los despidos se producirían en institutos ligados a la Academia Rusa de Ciencias, según informó la revista Science. El recorte representaría un 17% de la fuerza laboral de los institutos, que actualmente brindan empleo a más de 49 mil científicos. La Agencia Federal de Organizaciones Científicas (Faso, según su sigla en inglés), un organismo creado en 2013 para administrar y reglamentar la actividad científica que realizan los institutos federales, se encuentra a cargo de la preparación de esta medida. Recientemente, la agencia anunció que recortará gastos para racionalizar y dotar de mayor eficiencia a los institutos. Alrededor de 150 investigadores criticaron la propuesta, mediante una carta abierta al presidente Vladimir Putin. Según los científicos, las reformas previstas podrían comprometer la imagen de la ciencia rusa y provoca una fuga de cerebros sin precedentes. Una fuente del Kremlin a la que hace mención la revista Science sostuvo que el gobierno se preocupa por los científicos y prestará “gran atención” al caso.

Republicar