Imprimir Republicar

Genética

La visión de los transgénicos

Léo Ramos Plántulas de caña de azúcar modificadas genéticamente en laboratorios de la USPLéo Ramos

Un estudio llevado a cabo por Ibope, encomendado por el Consejo de Informaciones sobre Biotecnología (CIB), revela que la mayoría de los brasileños (80%) sabe que los alimentos transgénicos son aquéllos a los que se les han modificado sus genes. No obstante, un segmento de la población no reconoce su seguridad. Algo menos de la mitad (44%) concordó total o parcialmente con la afirmación de que los transgénicos son poco testeados y un 33%, que son malos para la salud. Se entrevistó a dos mil personas de todas las clases sociales, sin vínculos con el área de la biotecnología. “La gente dispone de poco acceso a estudios sobre la seguridad de los transgénicos compilados por organismos tales como la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio)”, dice Adriana Brondani, directora ejecutiva del CIB. El estudio revela que tan sólo un 23% considera que la ciencia puede ayudar en la producción de alimentos, mientras que un 84% reconoce que la misma contribuye para la cura de enfermedades y un 51%, para el desarrollo de medicamentos. Para el médico  y bioquímico Walter Colli, expresidente de la CTNBio, el debate en torno de los transgénicos es complejo e involucra embates políticos e ideológicos. “Es necesario que tanto empresas como investigadores sepan aclarar las dudas de la población con el respaldo de la ciencia”, recomienda Colli.

Republicar