Imprimir Republicar

Nutrición

Frijoles fortificados con nanopartículas

Las nanopartículas de un mineral magnético pueden emplearse para elevar la concentración de hierro en las hojas de la planta de frijol. Un equipo de investigadores brasileños y cubanos irrigó plantas de esa leguminosa con una solución de agua y diferentes proporciones de partículas de magnetita (Fe3O4), integrada por óxidos de hierro, con un diámetro promedio de 10 nanómetros. Se midió la magnetización en el suelo y en tres partes secas de las plantas: raíces, tallos y hojas. En los vegetales cultivados de esa forma, la concentración de magnetita en las hojas fue de dos a tres veces mayor que en las irrigadas con agua pura. “Ahora nos proponemos realizar mediciones en las semillas, la parte de la planta que consume la gente”, dice Renato de Figueiredo Jardim, del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo (IF-USP). No se detectó ninguna toxicidad durante el crecimiento de las plantas. Los investigadores creen que podría difundirse el cultivo con nanopartículas en las regiones cuyas dietas son pobres en hierro.

Republicar