Imprimir

trayectorias

Entre huesos y obturaciones

El odontólogo Rodrigo de Oliveira concilia su agenda de atención en su consultorio en São Paulo con las excavaciones en Minas Gerais

Léo RamosEn 2005, durante un viaje de fin de año, el dentista Rodrigo Elias de Oliveira quiso conocer el Parque Nacional Cavernas do Peruaçu, en Minas Gerais. Para entrar, inventó que la visita formaría parte de su proyecto de doctorado sobre enfermedades de la boca en materiales arqueológicos. Por ese entonces, De Oliveira cursaba su maestría en la Facultad de Odontología de la Universidad de São Paulo (FO-USP), sin ninguna relación con la arqueología. “Me preguntaron si conocía a Walter Neves”, comenta. “Como no sabía de quien estaban hablando, inventé cualquier cosa para conseguir entrar.”

A la noche, al volver al hotel, resolvió investigar sobre el desconocido en internet. Descubrió que el bioarqueólogo era el jefe del Laboratorio de Estudios Evolutivos y Ecológicos Humanos del Instituto de Biociencias de la USP y acordó hacerle una visita cuando regresase a São Paulo. El diálogo con Neves resultó en una pasantía de dos años en su laboratorio, durante la cual De Oliveira limpió, montó y analizó fragmentos de esqueletos provenientes de excavaciones. “Transformé en verdad la mentira que había contado antes”, comenta.

Al concluir su maestría, en 2008, Neves lo invitó a De Oliveira a hacer su doctorado en el laboratorio. Y éste aceptó la invitación y llevó adelante la propuesta de analizar enfermedades bucales en materiales arqueológicos, de manera tal de inferir la dieta y la calidad de vida de los habitantes del desierto de Atacama, en el norte del Chile. En simultáneo con el trabajo de arqueólogo, De Oliveira no dejó de atender a sus pacientes en su consultorio o perfeccionarse en técnicas odontológicas. Bajo la dirección de Neves, De Oliveira concluyó su doctorado en 2013. Ese mismo año ingresó en su segunda especialización, en periodoncia, el tratamiento de problemas de la zona de los dientes cercana a la encía. En 2015 inició su posdoctorado en la FO-USP mezclando las áreas de periodoncia, nutrición y bioantropología. El conocimiento adquirido contribuyó en sus estudios sobre los dientes de remanentes de esqueletos humanos hallados en la región de Lagoa Santa, en Minas Gerais (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 247).

Aparte de la odontología y la arqueología, a De Oliveira siempre le interesaron las cuestiones sociales. Entre 2002 y 2008, antes y durante su maestría, ayudó a desarrollar prótesis para individuos afectados por cáncer de cabeza y cuello tratados en el ámbito del sistema público de salud. Recientemente, De Oliveira participó en un proyecto de investigación orientado hacia la salud bucal de las poblaciones ribereñas del Parque de la Reserva Mamirauá, en el estado de Amazonas. “Hicimos atención y recolección de datos de saliva y de placa bacteriana dental de los habitantes de la zona”, explica. Esos datos los está usando en su pasantía posdoctoral y en el trabajo arqueológico que lleva adelante en Lagoa Santa.

Republicar