Imprimir Republicar

Fotolab

Paladar exquisito

Un tiburón logra detectar un sinnúmero de sabores en el océano para así, hallar posibles bocados. Esto es posible porque dichos predadores poseen gran cantidad de papilas gustativas (en azul oscuro) y dentículos (en verde) que revisten la cavidad oral, tal como la del tiburón mako (Isurus oxyrhinchus), registrada en un microscopio electrónico de barrido. El proyecto, coordinado por la veterinaria Rose Eli Rici, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de São Paulo (USP), se centra en la descripción de dichas estructuras en las diferentes especies de tiburón e investiga las relaciones con la dieta y la ecología de cada una.

Imagen enviada por Bianca Rangel, estudiante de maestría en el Instituto de Biociencias de la USP

Republicar