Imprimir

ECOLOGÍA VIAL

Animales en la ruta

Surgen en Brasil nuevas tecnologías con miras a evitar atropellamientos de fauna y disminuir los accidentes en las carreteras

Cinco millones de animales de gran porte, tales como carpinchos, jaguares y monos, mueren cada año en las carreteras brasileñas

Alex Saberi/GettyImages

El año pasado se registraron alrededor de 1.200 arrollamientos de animales silvestres y domésticos en los 6.900 kilómetros (km) de autopistas paulistas privatizadas, según datos que revela la Agencia de Transporte del Estado de São Paulo (Artesp). Si se tiene en cuenta a la totalidad de la red vial del estado, compuesta por 35 mil km de carreteras asfaltadas, la causa del 4% de los accidentes corresponde a choques con animales, algunos de ellos fatales para los ocupantes de los vehículos. No hay datos disponibles sobre este problema a nivel nacional, pero según estimaciones del Centro Brasileño de Estudios en Ecología Vial (CBEE), de la Universidad Federal de Lavras (Ufla), elaboradas a partir del análisis de 14 estudios científicos con registros de muertes en diversos biomas, serían 5 millones de animales de gran tamaño, tales como carpinchos, yaguaretés, monos y aguarás guazú, muertos anualmente en autopistas y carreteras de todo el país.

Para reducir la mortandad de animales y dotar de mayor seguridad a las autopistas, tanto las concesionarias viales como los organismos públicos del sector adoptaron desde hace algún tiempo soluciones para reducir el problema, tales como la instalación de cercos o barreras en las márgenes de las rutas y la construcción de pasos subterráneos para la fauna. Otra posibilidad que surgió recientemente son las tecnologías antiatropello. Una de estas soluciones fue ideada por la consultora ambiental paulistana ViaFauna adoptando el nombre de Passa-Bicho [en portugués, animal cruzando], un sistema de detección animal basado en un conjunto de sensores en puntos de la carretera con alta presencia de animales. Mediante luces de advertencia o letreros luminosos, el sistema advertirá a los conductores sobre la existencia de animales en la ruta (observe la infografía).

La empresa, especializada en estudios y manejo de fauna en autopistas, vías férreas y aeropuertos, ya dispone de un prototipo funcional del Passa-Bicho capaz de detectar animales salvajes y domésticos a partir de un peso de 3 kilogramos. La empresa comenzará a realizar pruebas en campo en los próximos meses para perfeccionar la tecnología. “Nuestra meta es poder disponer de un modelo comercial para 2019. Los atropellamientos en las autopistas son uno de los factores principales de disminución de la población de animales silvestres en todo el mundo. En el caso de Brasil, estamos hablando de especies amenazadas de extinción, tales como el lobo de crin o aguará guazú, el puma y el oso hormiguero gigante”, dice la bióloga Fernanda Delborgo Abra, una de las socias de la startup en conjunto con las también biólogas Mariane Rodrigues Biz Silva y Paula Ribeiro Prist. El sistema, que se abastece mediante energía solar, fue desarrollado mediante un convenio con la empresa Trapa Câmera, especializada en la fabricación de dispositivos electrónicos para la conservación de la fauna, tales como cámaras para filmar animales en la selva.

Si bien aún no está listo, el Passa-Bicho despierta el interés del mercado. “Queremos realizar una prueba piloto en una de nuestras autopistas con gran presencia de animales”, dice Luciano Louzane, superintendente del directorio de las concesionarias Centrovias e Intervias, que administran alrededor de 600 km de autopistas en el estado de São Paulo. “Los arrollamientos de animales constituyen un problema serio. En cierto segmento de una de nuestras autopistas ya se han registrado 700 casos que involucran a carpinchos. Más allá de la pérdida de biodiversidad, las colisiones afectan el manejo de la red vial, generan pérdidas materiales y ponen en riesgo la vida de conductores y acompañantes de los vehículos”.

ViaFauna/divulgación La bióloga Fernanda Abra, de ViaFauna, sujeta una mofeta, conocida popularmente como zorrino, atropellada en la carretera que atraviesa el Parque Nacional de la Chapada dos Veadeiros, en el estado de GoiásViaFauna/divulgación

Sistemas tales como el desarrollado por ViaFauna son inéditos en Brasil, pero ya funcionan en Canadá, Estados Unidos, Holanda, Finlandia y Suiza. “Este tipo de tecnología reduce hasta en un 90% los atropellamientos en los lugares en donde se lo ha adoptado. Más allá de que puede instalárselo en cualquier punto de la traza de la autopista, el sistema ofrece alta eficiencia en comparación con otras disposiciones para disminuir los arrollamientos, tales como los pasos para la fauna, cercos, muros de hormigón y placas de señalización de tránsito de animales”, resalta Fernanda Abra. Según ella, el Passa-Bicho también colaborará con los expertos en ecología vial. “Una de las mayores dificultades de ese campo de estudios reside en saber cuántos animales cruzan la autopista con éxito. Hoy en día, sólo contamos con los datos de los animales que mueren en la ruta”.

Urubu Safe
Para el oceanógrafo Alex Bager, coordinador del CBEE y docente de ecología en la Ufla, las tecnologías de detección animal, como en el caso del Passa-Bicho, pueden tornar más seguras las autopistas brasileñas, pero para eso se debe tener en cuenta un tema: el sitio dónde va a instalársela. “La elección del sitio exacto en el cual va a instalarse el sistema resulta crucial para que el mismo sea exitoso. Es necesario identificar lo que se denomina hotspots, que son los puntos críticos de atropello”, advierte.

Con el objetivo de colaborar para ese mapeo, el CBEE desarrolló una aplicación gratuita para teléfonos celulares capaz de recabar informaciones acerca de la mortalidad de animales en las carreteras. El software, denominado Sistema Urubu, acopia datos de atropellamientos aportados por conductores, investigadores, concesionarias viales y organismos gubernamentales. “El Sistema Urubu es una gran red social de conservación de la biodiversidad. Casi 22 mil personas ya han instalado la aplicación y participan en la iniciativa, registrando los casos de accidentes con animales silvestres”, refiere Bager. Para participar, el usuario sólo necesita fotografiar al animal atropellado y enviar la imagen, por medio de la aplicación, a los investigadores del CBEE.

Con base en los datos recabados por el Sistema Urubu, la startup UpgradeX, que funciona en la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica de la Ufla, creó un aplicativo de seguridad vial, el Urubu Safe, para elaborar un modelo del riesgo eventual de colisiones con animales en toda la red vial brasileña. “La probabilidad se basa en los registros efectivos de accidentes y tiene en cuenta parámetros tales como la estación del año, periodicidad del tráfico, entre otros”, destaca Bager, uno de los socios de UpgradeX. “Con esa aplicación, el chofer dispondrá de información sobre la probabilidad de accidente a cada kilómetro de la autopista y podrá estar alerta en los puntos críticos”. La empresa pretende negociar el aplicativo con las concesionarias viales, empresas de logística y usuarios de la autopista.

Monitoreo en los rieles
Una concesionaria crea una aplicación para prevenir accidentes con animales en las vías férreas

Las colisiones con animales también afectan al sector ferroviario, aunque no existen estadísticas que muestren la dimensión del problema en las vías férreas. En mayo de este año, la concesionaria Rumo, que administra 12 mil km de la red ferroviaria del país, que incluyen los tramos hacia los puertos de Santos (São Paulo) y Paranaguá (Paraná), adoptó una nueva disposición para prevenir el choque de las locomotoras con animales.

Con la misma lógica de funcionamiento que emplea el Sistema Urubu, la herramienta Alerta Atropelei um Animal (Aviso de atropello de un animal) permite el registro en tiempo real de los atropellamientos. La misma se encuentra alojada en la aplicación Chave na Mão, que ya utilizan los maquinistas de Rumo para comunicar los eventos ocurridos en la línea ferroviaria. Al advertir que se atropelló un animal, el maquinista activa el botón de alerta y la información sobre el sitio y la hora del evento se transmite al sector de licenciamiento ambiental, que analizará el dato y buscará soluciones para prevenir nuevos eventos, tales como la construcción de cercos a la vera de las vías o túneles debajo de las mismas.

“Como el sistema Alerta Atropelei um Animal se implementó hace pocos meses, los datos recabados todavía no son suficientes para efectuar evaluaciones. Las primeras estadísticas estarán disponibles para fin de año”, informa Stefani Gabrieli Age, coordinadora del sector de licenciamiento ambiental de Rumo. Otra medida adoptada por la empresa para lidiar con el problema fue la construcción de pasos subterráneos para los animales. Según Gabrieli Age, las cámaras instaladas en los 70 túneles en operación en la Red Norte de Rumo, que va de Rondonópolis (MT) a Aparecida do Taboado (MS), registraron 4.573 animales circulando entre 2014 y 2016.

Proyecto
Desarrollo del Sistema de Detección Animal Antiatropello en Autopistas – “Passa-Bicho” (nº 15/08607-7); Modalidad Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe); Investigadora responsable Fernanda Delborgo Abra (ViaFauna); Inversión R$ 143.904,61

Republicar