Imprimir

Medio ambiente

La incidencia de los árboles en las emisiones de metano de la Amazonia

La producción del gas acontece en las zonas inundables

Léo Ramos Chaves

Los árboles ubicados en áreas inundables de la Amazonia emiten anualmente más de 20 millones de toneladas de metano (CH4), una cantidad equivalente a la que emana el conjunto de los océanos (Nature, 4 de diciembre). Ésa es la conclusión a la que arribó un grupo de investigadores de la Universidad Abierta del Reino Unido y brasileños pertenecientes a varias instituciones, entre los cuales figuran la bióloga Luana Basso, del Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen), y la química Luciana Vanni Gatti, del Laboratorio de Gases de Efecto Invernadero del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe). El grupo analizó entre, 2013 y 2014, los índices de emisión de metano de 2.300 árboles en regiones aledañas a los ríos Negro, Solimões, Amazonas y Tapajós. Para ello, instalaron cámaras pequeñas alrededor de los troncos para recolectar el aire. Al analizar los índices de concentración de CH4, comprobaron que las especies arbóreas emitían 21,2 millones de toneladas anuales de ese compuesto. Los autores del trabajo explican que los árboles funcionan como chimeneas, canalizando el metano del suelo sumergido por medio de los troncos y liberándolo en la atmósfera. “Esto convierte a los árboles de los humedales en una de las principales fuentes emisoras de metano de la Amazonia”, explica Basso. El metano es uno de los tres gases principales que provocan el efecto invernadero. “Pese a que se trata de un proceso natural de la selva, es importante conocer la dinámica de producción de ese y otros gases para que podamos prever cómo se comportará la selva ante los diversos escenarios de cambios climáticos”, resalta Vanni Gatti.

Republicar