Imprimir

Buenas prácticas

Las vidas de un artículo fantasma

El paper intitulado “El arte de redactar un artículo científico”, del Journal of Science Communications, ha sido objeto de casi 400 citas en artículos indexados en la base de datos Web of Science. Las citas son reales, pero el artículo es ficticio y la revista que lo habría publicado jamás existió. Las menciones al paper fantasma revelan la forma viciada en que se consignaron las referencias bibliográficas de los manuscritos.

El origen de la confusión reside en una guía para autores de la editorial Elsevier, que creó la referencia ficticia como modelo de formato y estilo a adoptar en sus periódicos. “Obviamente, los autores deberían reemplazar el texto del modelo por una referencia verdadera”, comentó Anne-Wil Harzing, docente de la Universidad Middlesex, de Londres, en su blog. Lo que ocurrió, según dice, es que no lo comprendieron así los autores inexpertos o con escaso dominio del idioma inglés. Ella reconoce que algunos podrían haberse olvidado de borrar el modelo luego de finalizar con la lista de referencias.

Según Harzing, el artículo fantasma fue descubierto por Pieter Kroonenberg, docente de la Universidad de Leiden, en Holanda. Éste reconoció el nombre de un colega, el psicólogo J. Van der Geer, como uno de los autores. Y se quedó intrigado, ya que jamás supo de algún interés de su amigo por el universo de la escritura científica. Inmediatamente se dio cuenta de que algo estaba mal: además de no encontrar el artículo, constató que el segundo autor del paper, un tal J. Hanraads, sólo había publicado ese manuscrito en toda su carrera, algo raro en alguien que se precie de enseñar el arte de redactar un artículo científico.

Republish