Imprimir

Investigación empresarial

Innovación permanente

La compañía Neger, que se convirtió en referente en telecomunicación rural en Brasil, ahora invierte en inteligencia espectral

Sistema para el bloqueo de comunicaciones en la Penitenciaría Estadual de Parnamirim, en Rio Grande do Norte

Neger

La búsqueda de nuevas oportunidades de negocios impulsó a Neger Telecom en una trayectoria de innovación constante. La empresa, fundada en 1987 en Campinas como fabricante de incubadoras avícolas, se transformó en una referencia en telecomunicación rural en el curso de los años 1990. En la década de 2000 desarrolló soluciones de acceso a internet en regiones remotas. Y en la década actual ideó una tecnología destinada bloquear teléfonos celulares y drones en cárceles, que no interfiere en la señal de los aparatos vecinos, y también creó un sistema de rastreo vía satélite para máquinas y equipamientos agrícolas.

Ahora Neger prepara un nuevo salto tecnológico. Para el final de febrero está programada la inauguración del Laboratorio de Inteligencia Espectral en la Facultad de Ingeniería Eléctrica y de la Computación (Feec) de la Universidad de Campinas (Unicamp). El laboratorio forma parte de un convenio que se firmó en 2015 entre la empresa y la universidad. La compañía está reformando las instalaciones y financiará becas de investigación científica. El ingeniero electricista Eduardo Neger, uno de los socios de la empresa, contempla una inversión en el laboratorio de un millón de reales durante los próximos cinco años. En el convenio está previsto que la propiedad intelectual que surja como resultado de los estudios será compartida por partes iguales entre la empresa y la universidad. Para la firma, el laboratorio estará destinado a aquellas tecnologías que puedan derivar en productos innovadores, mientras en la empresa la investigación es incremental y está relacionada con los productos ya existentes.

Empresa
Neger
Centros de I&D
Campinas (São Paulo)
Nº de investigadores
8
Producto principal
Sistemas de telecomunicación

La inteligencia espectral es el uso y el análisis del espectro de la radiofrecuencia en sistemas de comunicación inalámbricos. El laboratorio estará abocado al desarrollo de soluciones de seguridad para esa clase de sistemas. El objetivo consiste en detectar fraudes potenciales practicados por medio de interferencias en las señales de telecomunicación y en la utilización impropia de celulares, drones, sistemas electrónicos de escucha e internet. “Las inteligencia espectral constituye una nueva vertiente de investigación, con mucho futuro”, dice el ingeniero electricista Leandro Manera, docente de la Feec y coordinador del nuevo laboratorio. Según Manera, los software de seguridad como son los antivirus están dedicados a la protección de equipos y aplicaciones, pero la seguridad de las conexiones inalámbricas entre dispositivos, que utilizan radiofrecuencias, como en el caso del wi-fi, no está en la mira. “Existe una gran vulnerabilidad en la conexión y una interferencia intencional –o no– de un dispositivo compromete la operación de aparatos y sistemas conectados a la Internet de las Cosas o a cualquier sistema de comunicación móvil”, explica.

La idea del laboratorio surgió luego de que el ingeniero electricista Maurício Donatti, investigador en Neger, en el marco del Programa de Formación de Recursos Humanos en Áreas Estratégicas (Rhae) del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq), quien realizaba un máster en la Feec bajo la supervisión de Manera, propusiera una tecnología inédita de captura de drones civiles valiéndose del análisis del espectro de radiofrecuencia. El sistema utiliza el spoofing, una técnica que permite suplantar al emisor de las señales de comando para obtener el control del dron en detrimento de quien lo puso en vuelo.

Neger La instalación de una de las torres y dispositivos en la Penitenciaría Estadual de Parnamirim, en Rio Grande do NorteNeger

Los mecanismos actuales de defensa tan sólo interfieren en el comando de los vuelos, bloqueando el acceso a áreas restringidas, pero los controladores originales fácilmente retoman el comando del dron. La tecnología concebida por Donatti permite no sólo asumir el control del aparato sino también capturar el dispositivo, otorgando la posibilidad de averiguar su origen y el objetivo para el cual fue puesto en el aire. “Será un producto destinado a aplicaciones de seguridad pública y requerirá la certificación de la Anatel, que deberá determinar quién podrá adquirir el dispositivo”, explica. Este nuevo sistema fue bautizado como Drone Control. Se depositó un pedido de patente nacional en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) a título conjunto entre Neger y la Unicamp, y el método fue el tema de la tesina de maestría de Donatti, que la presentó en el mes de octubre bajo acuerdo de confidencialidad por parte de los integrantes del jurado académico.

La tecnología, según Eduardo Neger, tiene potencial para emplearla en la captura de drones civiles que sobrevuelen un espacio aéreo restringido, como en el caso de presidios y aeropuertos. También se la puede utilizar para vigilancia en eventos que congreguen grandes multitudes y para seguridad corporativa, evitando ataques en instalaciones industriales que operan con productos inflamables, tales como refinerías y petroquímicas. La primera tarea del nuevo laboratorio consistirá en la adecuación de la tecnología de captura para que la misma sea efectiva en los más de 40 modelos de drones homologados por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Neger Un barco que se utiliza como ambulancia en el puerto de la ciudad de Carauari, en la Amazonia, con rastreo por satéliteNeger

“En un plazo de un año y medio, el Drone Control podría convertirse en un producto comercial”, estima el empresario. Incluso antes que el laboratorio inicie sus operaciones, la inteligencia espectral ya significó una nueva oportunidad de negocios para la firma Neger. Al final de 2017, la compañía lanzó el servicio Expectra para identificar el uso indebido de teléfonos móviles en áreas predeterminadas. Se llevó a cabo una experiencia piloto durante el examen de ingreso a la Unicamp. El monitoreo de radiofrecuencia se utilizó para detectar posibles irregularidades en el uso de celulares entre los postulantes durante la prueba. Los resultados del test revisten carácter de secreto para la universidad. Eduardo Neger aclara que el servicio no interfiere en la señal y no viola la privacidad de la comunicación. “Tan sólo identificamos si hay celulares conectados y si están en uso”, dice.

La compañía Neger Telecom posee un plantel de 40 empleados distribuidos en dos filiales en Campinas y técnicos remotos en otras 10 ciudades del país. En el área de investigación y desarrollo (I&D) trabajan ocho profesionales, todos con formación en carreras técnicas y título universitario, dos de ellos también con posgrado. En 2016, su facturación fue de 15 millones de reales y en 2017 llegó aproximadamente a 16 millones de la misma moneda. El 80% de sus ingresos proviene de productos y servicios desarrollados en los últimos cinco años. Las inversiones en I&D de 2017 totalizaron un monto de 800 mil reales.

Eduardo Cesar Sensor para el intercambio de informaciones por satélite que puede instalarse en vehículos terrestres y acuáticosEduardo Cesar

Una puerta a la esperanza
El origen de la empresa es una pequeña carpintería, fundada por el abuelo de Eduardo, Oswaldo Neger, que fabricaba artesanalmente dispositivos tales como incubadoras y cajas de cría para las granjas de la región. Fue tarea del hijo, Antonio Neger, la formalización del negocio en 1987 y la implementación de sistemas electrónicos de control de la temperatura y la humedad en las incubadoras, un instrumental que, hasta entonces, tan sólo estaba disponible en dispositivos de gran porte. Los Neger fueron pioneros en el país en la instalación de sistemas electrónicos destinados a la avicultura de pequeño y mediano porte.

En 1991, Antonio Neger participó en un programa con público presente, de gran audiencia en la televisión de la época, Porta da Esperança, y donó uno de los equipos que fabricaba a un criador de aves, a partir de lo cual la empresa se hizo conocida a nivel nacional. “No paraba de sonar el teléfono, triplicamos las ventas”, recuerda Eduardo Neger. “Como nuestro nombre y teléfono no cambiaron, incluso hoy recibimos llamados para la compra de incubadoras y criaderos, pese a que ya no trabajamos con eso desde hace más de 20 años”.

Eduardo Cesar Test de verificación del Expectra, que detecta el uso indebido de celulares en áreas predeterminadas, tales como los edificios de universidades en los días de examen de admisiónEduardo Cesar

Los clientes rurales le mostraron a Neger un nuevo y prometedor negocio, el de las telecomunicaciones. En 1993, la antigua operadora de telefonía de São Paulo, Telesp, implementó el programa Ruralcel para instalar estaciones fijas de telefonía celular rural en el interior paulista. Eduardo Neger, que se había graduado como electrotécnico en el Colegio Técnico de Campinas, ligado a la Unicamp, advirtió en Ruralcel una oportunidad. “Conocíamos la demanda de telecomunicaciones de nuestros clientes”, relata.

Entonces comenzó a desarrollar proyectos de estaciones rurales fijas para celulares, siguiendo las directrices del programa, e inscribió a la empresa como proveedora de Telesp. La empresa instaló más de 2 mil estaciones en Brasil. Los años posteriores fueron de desarrollo de tecnologías para la digitalización de la telefonía rural.

Uno de los proyectos fue el desarrollo de soluciones para el bloqueo de celulares en áreas de seguridad, como en el caso de las cárceles. La tecnología desarrollada por Neger no interfiere en la señal de la telecomunicación de los vecinos y ganó licitaciones abiertas para la instalación en 23 penitenciarías paulistas y en otros 12 presidios en varios estados del país. Los gobiernos no necesitan adquirir los dispositivos. La empresa presta servicios permanentes de bloqueo de celulares y drones. Hoy en día, el 60% de la facturación de la compañía proviene del área de las telecomunicaciones y el 40% restante del área de seguridad.

La percepción de una laguna de mercado indujo a Neger a invertir en el desarrollo de una nueva tecnología de rastreo de máquinas y dispositivos en áreas que se encuentran fuera de la cobertura de las redes celulares, al igual que vehículos que transitan por áreas remostas, tales como las embarcaciones que navegan por los ríos amazónicos. “El rastreo en sitios aislados es una gran necesidad, principalmente entre los productores rurales, que normalmente es ignorada por el mercado”, dice Eduardo Neger. En el estado de São Paulo, se robaron más de 4.500 vehículos agrícolas (tractores, remolques y otros equipamientos) entre agosto de 2016 y el mismo mes de 2017. El relevamiento lo hizo Tracker, una empresa de rastreo de vehículos, en colaboración con la Fundação Escola de Comércio Álvares Penteado (Fecap), con datos aportados por la Secretaría de Seguridad Pública, y se publicó en la revista Globo Rural.

El sistema de bloqueo de celulares se provee bajo el formato de servicio para los gobiernos que administran correccionales

La propuesta de Neger salió al mercado en mayo de 2017 bajo el nombre de Metrosat. Se trata de una tecnología que utiliza un sistema de comunicación por satélite. Los rastreadores convencionales reciben la señal por medio del Sistema de Posicionamiento Global (GPS, en inglés) y lo retransmiten por medio de las redes de celulares. Allí donde no hay señal de una operadora de telefonía celular, no funcionan. El Metrosat recibe la señal GPS, pero la transmisión se realiza vía satélite. Sin embargo, este tipo de comunicación tiene un costo elevado, que está definido por la cantidad de información transmitida. El coordinador de sistemas de radiofrecuencia de Neger, Elder Oliveira, dice que la solución que hallaron para abaratar el servicio fue comunicarse con el satélite solamente cuando el vehículo se desplaza. Otra de las preocupaciones apuntó a la miniaturización del dispositivo, que cabe en la palma de la mano y utiliza cuatro baterías de litio cuya autonomía es de dos meses.

El Metrosat ya dejó una marca positiva en la trayectoria de Neger Telecom. En 2017, la empresa fue seleccionada por la Unicamp como la empresa hija (participantes de la incubadora o que entre sus socios tenían a exalumnos de la universidad) más innovadora del año por cuenta del nuevo sistema, y Eduardo Neger, que es egresado de esa universidad, fue electo como emprendedor del año en el marco del Encuentro Unicamp Ventures 2017.

Republish