Imprimir

Buenas prácticas

El espectro de la eugenesia en la universidad

Nelson ProvaziLa University College London (UCL), del Reino Unido, anunció que investigará a un científico acusado de promover clandestinamente, en el campus de la institución, conferencias sobre inteligencia y eugenesia durante los últimos tres años. Los eventos fueron organizados por James Thompson, docente del Departamento de Psicología y Ciencias del Lenguaje de la UCL, quien adoptaba precauciones extremas para mantener las conferencias en secreto. Según el periódico The Guardian, Thompson informaba a los invitados acerca del lugar del evento recién cuando éste era inminente. Los encuentros, con un máximo de 25 participantes, se realizaban en secreto, en una especie de sala de espera.

En 2017, participó de un encuentro el periodista Toby Young, designado a principio de año como jefe del Office of Students, un organismo del gobierno británico que se encarga de la regulación de la enseñanza superior. A Young se lo apartó del cargo luego de que el caso fuera revelado el 10 de enero por el periódico London Student. Según esa publicación, Richard Lynn, docente de la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte, fue un orador en las conferencias que se realizaron en 2015 y 2016, donde habría defendido ideales acerca de la supremacía de la raza blanca.

En una nota divulgada en su sitio web, la UCL informó que los eventos se pagaron con recursos externos sin que los empleados de la institución fueran notificados: “Las conferencias no llegaron al punto de ser aprobadas por la UCL. Somos una institución comprometida con la libertad de expresión y con la lucha contra el racismo y el sexismo”. La UCL les prohibió a los docentes que participaron en los eventos organizar cualquier tipo de encuentro científico hasta el fin de la investigación.

“Los postulados de la eugenesia violan la ética en la investigación científica porque postulan la existencia de razas o individuos superiores a otros, basándose en principios de la herencia genética”, explica la psicoanalista Tamara Prior, quien en 2016 concluyó un máster sobre el tema en la facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (FM-USP). Según ella, la eugenesia se propagó en el medio científico e intelectual en el final del siglo XIX, luego de que el antropólogo y matemático inglés Francis Galton (1822-1911) acuñara el término en 1883, en una obra que proponía métodos de selección genética artificial. Con el correr de las primeras décadas del siglo XX fue perdiendo adeptos, pero sin dejar de ejercer influencia en muchos ámbitos, tales como el académico y el médico, dice Francisco Assis de Queiroz, investigador del Centro de Historia de la Ciencia de la USP.

Assis de Queiroz recuerda algunos casos notorios. “En la década de 1990, el sociólogo Charles Murray y el psicólogo Richard Herrnstein, de Estados Unidos, avalaron la idea de una supuesta inferioridad de los negros en artículos que debatían la inteligencia y la estructura de clases”, explica Queiroz. “Incluso después de la salida de documentos tales como la Declaración de Helsinki y el Código de Núremberg, que versan sobre la ética en la investigación con seres humanos y condenan los estudios con sesgo eugenésico, algunos científicos continúan promoviendo ideas para justificar, en forma determinista y racista, ciertos rasgos como la inteligencia”.

Republish