Imprimir

Ambiente

El Niño y el deshielo silencioso de la Antártida

En los años de mayor intensidad del fenómeno conocido como El Niño, las plataformas de hielo que flotan en el océano en el sector occidental de la Antártida pierden masa con mayor rapidez, incluso si las nevadas son mayores que lo habitual. Ésta es la conclusión que se desprende de un estudio coordinado por el geofísico brasileño Fernando Paolo, quien actualmente realiza una pasantía de posdoctorado en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa, la agencia espacial estadounidense. Durante su doctorado en el Instituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de California en San Diego, Paolo y otros científicos analizaron mediciones de la altura de las plataformas de hielo de la costa occidental de la Antártida efectuadas por satélites durante las dos últimas décadas. Ellos comprobaron que en los períodos de mayor intensidad de El Niño, caracterizado por el calentamiento anormal de las aguas superficiales del Pacífico, se produce un aumento de los depósitos de nieve sobre las plataformas de hielo flotante, debido a una alteración en el patrón de los vientos que transporta más humedad del océano hacia el continente helado. En simultáneo, ese régimen de vientos propicia el afloramiento de aguas profundas más cálidas, que penetran debajo de las plataformas y aceleran el derretimiento del hielo sumergido. Entre 1994 y 2017, la altura promedio de las plataformas en esa región se redujo a razón de unos 20 centímetros (cm) por año, principalmente debido al deshielo de las capas sumergidas, un proceso que se intensifica durante El Niño (Nature Geoscience, 8 de enero). “En los años de El Niño intenso, sobrevienen dos  procesos opuestos”, explica Paolo. “El deshielo causado por el océano licúa más hielo que el que se agrega por la deposición de nieve”. En un balance integral, la plataforma pierde masa. La reducción de las plataformas flotantes de la Antártida no afecta directamente al nivel del mar, ya que allí, el hielo flota en el agua. Pero el derretimiento regula la velocidad con la cual los glaciares continentales liberan hielo en el océano. “Es importante entender cómo se comportan las plataformas durante esos fenómenos climáticos, dado que los períodos de El Niño intensos se tornarán más frecuentes con el aumento de la temperatura media del planeta”, explica Paolo.

Republish