Imprimir Republicar

Fisiología

Los efectos de una larga jornada en el espacio

Robert Markowitz/Nasa El astronauta Mark Kelly (a la izq.) y su hermano gemelo, Scott, que pasó casi un año en el espacioRobert Markowitz/Nasa

Una larga temporada en el espacio produce alteraciones en el organismo que pueden perdurar durante meses, incluso después del regreso a la Tierra. Algunos de estos efectos empiezan a ser conocidos con los resultados preliminares del Twins Study, realizado por la agencia espacial estadounidense (Nasa) con los hermanos y astronautas Scott y Mark Kelly, que son gemelos idénticos y comparten la misma constitución genética. Entre 2015 y 2016, Scott pasó 340 días a bordo de la Estación Espacial Internacional, mientras Mark permaneció en tierra. Algunas consecuencias transitorias de la vida en ambiente de microgravedad –la pérdida de masa muscular y ósea, el aumento de estatura y alteraciones en el sistema circulatorio– ya eran conocidas de pruebas con astronautas que estuvieron más tiempo en el espacio. Pero todavía no se habían dimensionado esos y otros efectos de ese ambiente en personas con las mismas características genéticas. Exámenes realizados antes, durante y después de la misión están siendo analizados por científicos de la Nasa y de universidades estadounidenses. Existen cambios que son pasajeros, como el aumento de la extensión de los telómeros (los extremos de los cromosomas, asociados a la mayor longevidad) durante el viaje o la reducción en la precisión y en la velocidad de los movimientos tras el regreso. Pero otros duran más. Los niveles de inflamación se elevaron durante el vuelo y seguían así meses más tarde. Seis meses después de la misión, la expresión del 7% de los genes de Scott todavía no habían regresado a los niveles de antes del viaje. Hubo cambios en la activación de genes vinculados a los sistemas inmunológico y de reparación del ADN y de los que controlan la formación ósea y responden a bajos niveles de oxígeno. Según un comunicado divulgado en marzo por la Nasa, son cambios mínimos, que indican cómo el organismo responde al ambiente. “Estamos empezando a entender de qué modo afectan los viajes espaciales al cuerpo humano a nivel molecular.” Este estudio es considerado un paso inicial para saber qué ocurriría en un viaje de tres años a Marte.

Republicar