Imprimir Republicar

Buenas prácticas

Un startup multimillonaria y fraudulenta

Getty Images for TechCrunch Elizabeth Holmes en un evento en 2014: declaraciones falsasGetty Images for TechCrunch

Un fraude en el universo de startups del Valle del Silicio fue objeto de una punición severa. La Securities and Exchange Commission (SEC), la agencia federal que regula mercados de capitales en Estados Unidos, acusó formalmente a la empresa de biotecnología Theranos, a su fundadora, Elizabeth Holmes, y al expresidente de la compañía Ramesh Balwani, de cometer “un fraude elaborado que duró años, en el que exageraron o hicieron declaraciones falsas sobre la tecnología, los negocios y el desempeño económico de la empresa”. Para resolver el caso en el ámbito de la agencia, Elizabeth Holmes aceptó pagar una multa de 500 mil dólares y devolver los 18,9 millones de acciones de la empresa que poseía. Dueña del 50% de la compañía, llegó a tener una fortuna evaluada en 4.500 millones de dólares y fue comparada a emprendedores como Steve Jobs y Mark Zuckerberg. Todo el dinero recaudado por la empresa a partir de ahora se destinará a indemnizar a los inversores.

Con sede en Palo Alto, California, Theranos alegaba haber desarrollado un aparato para análisis sanguíneos denominado Edison, que sería capaz de efectuar diversos tipos de análisis, de colesterol a cáncer, con unas pocas gotas de sangre. La startup llegó a recaudar 750 millones de dólares de inversores, entre los cuales se encontraba Larry Ellison, fundador de Oracle. Hace dos años, un reportaje del The Wall Street Journal mostró que la tecnología no estaba madura ni tenía escala. Los empleados de la empresa tenían dudas sobre la precisión de los análisis: detectaban, por ejemplo, índices más bajos de colesterol que los análisis comunes. La promesa de alcanzar un diagnóstico a partir de pocas gotas de sangre también estaba inflada, aunque el método requiriera menos cantidad de sangre que la usualmente necesaria. En una acción fraudulenta, la empresa escondía que estaba utilizando métodos y equipamientos convencionales para producir sus análisis. De los 240 tipos de análisis ofrecidos en el sitio web de Theranos, solo 15 eran realizados por Edison.

En lugar de generar los ingresos prometidos de 100 millones de dólares en 2014, solo alcanzó la cifra de 100 mil dólares. “La historia de Theranos costituye una lección importante para el Valle del Silicio”, dijo Jina Choi, directora de la oficina regional de la SEC en San Francisco, según la agencia Reuters. “Emprendedores que se proponen revolucionar o producir innovaciones disruptivas en un sector deben decirles la verdad a los inversores sobre lo que es realmente capaz de hacer su tecnología, en lugar de decirles lo que se espera que haga algún día”.

Republicar