Imprimir Republicar

Astronomía

Un enjambre de agujeros negros

Nasa/ CXC/ Stanford/ Zhuravleva, I. et al. Imagen del centro de la Vía Láctea. El Sagitario A* se encuentra en la región delimitada por el cuadrado amarilloNasa/ CXC/ Stanford/ Zhuravleva, I. et al.

Los astrofísicos de Estados Unidos y Chile detectaron una docena de agujeros negros de masa pequeña (algunas veces superior a la del Sol) en el centro de la Vía Láctea, la galaxia que alberga el Sistema Solar (Nature, 5 de abril). Este pequeño enjambre de objetos está orbitando Sagitario A*, un agujero negro con masa equivalente a la de 4 millones de soles. Los agujeros negros no emiten luz, pero la materia que atraen, al girar antes de ser tragada, libera rayos X. Los 12 objetos fueron identificados con ayuda del Observatorio Chandra de Rayos X, un satélite de la agencia espacial estadounidense (Nasa) que pasó 115 días observando el centro de la Vía Láctea. El Sagitario A* está en una región llena de polvo y gas con alta formación de estrellas, algunas con masa suficiente para colapsar gravitacionalmente y formar agujeros negros de pequeña masa. El descubrimiento es fundamental para entender la interacción entre los dos tipos de agujeros negros. Para el astrofísico Rodrigo Nemmen, docente de la Universidad de São Paulo (USP) especialista en agujeros negros, la dificultad de identificar los objetos detectados ahora “es equivalente a la de avistar una bacteria en la superficie de la Luna”. La detección de estos objetos confirma una previsión hecha en 2000 por los astrofísicos Jordi Miralda-Escudé y Andrew Gould, en ese entonces, investigadores de la Universidad del Estado de Ohio, quienes calcularon que había 25 mil agujeros negros en el centro de la galaxia.

Republicar