Imprimir Republicar

Política

Un científico (casi) presidente

Jindrich Nosek/ Wikimedia Commons El investigador Jiři Drahoš, que compitió por la presidencia de la República ChecaJindrich Nosek/ Wikimedia Commons

Por poco, un científico no resultó electo presidente de la República Checa. El fisicoquímico Jiři Drahoš, de 68 años, disputó la elección con el socialdemócrata Miloš Zeman y obtuvo el 48% de los votos en el balotaje que se realizó en enero de este año. Zeman, de 73 años, resultó reelecto con el 52% de los votos. Recientemente incorporado a la política, Drahoš es investigador en el Instituto de Procesos Químicos Fundamentales de Praga y fue presidente de la Academia Checa de Ciencias entre 2009 y 2017. Él se presentó a la elección sin estar afiliado a ningún partido político y contó con el apoyo de grupos de centroderecha. Con una postura más abierta a la Unión Europea, Drahoš promovió una campaña con duras críticas a Zeman, al cual se lo considera prorruso y opositor al ingreso de inmigrantes. Durante la contienda electoral, el investigador fue blanco de noticias falsas. Fotografías suyas junto a la canciller alemana Angela Merkel circularon por internet junto a la afirmación de que ambos planeaban inundar de inmigrantes a la República Checa, información que fue desmentida por Drahoš. “Drahoš está en contacto con Merkel, quien también es química y lo animó a ingresar en la política”, comenta el ingeniero químico Roberto Guardani, docente de la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (Poli-USP) y amigo de Drahoš, que fue el supervisor de su doctorado en los años 1980. En los últimos 30 años, Drahoš estuvo en Brasil en cinco oportunidades, como profesor visitante de la Poli-USP y participando en congresos.

Republicar