Imprimir Republicar

Buenas prácticas

Relaciones impropias

La asociación Universities Australia, que agrupa a los directivos de la enseñanza superior de ese país, emitió un documento intitulado “Principios para las relaciones de supervisión respetuosas”, orientado a asesores y alumnos de maestría y doctorado. La primera regla de la lista sintetiza la esencia del documento y establece que “los vínculos románticos o sexuales entre supervisores y estudiantes nunca son apropiados”. Según el texto, existe un evidente desbalance de poder en las relaciones de ese tipo, que se inclina hacia el lado del mentor, y eso incide en el ámbito necesario para que los estudiantes alcancen sus objetivos académicos. “Los supervisores ejercen poder sobre sus alumnos. En ese contexto, un nexo sexual o afectivo involucra temas graves que tienen que ver con el consentimiento y la integridad académica”, dijo Catriona Jackson, presidenta de la asociación, al emitirse el instructivo, quien también sugiere la sustitución de la dirección individual por paneles de supervisión integrados por varios docentes y les encomienda a las instituciones que presten atención cuando reciban quejas de estudiantes. En 2017, un estudio en el que participaron 30 mil estudiantes de universidades australianas reveló que los alumnos de posgrado se encuentran dos veces más expuestos que los de grado a toparse con el acoso sexual de tutores y docentes.

Republicar