Imprimir Republicar

El Nobel 2018 | ECONOMIA

Innovación, clima y desarrollo sostenible

William Nordhaus y Paul Romer

Niklas Elmehed/ © Nobel Media

William Nordhaus, de 77 años, docente en la Universidad de Yale, y Paul Romer, de 62 años, profesor en la Universidad de Nueva York, ambas en Estados Unidos, recibieron el Premio Nobel de Economía por sus contribuciones para integrar las políticas de innovación y los cambios climáticos en el análisis del crecimiento económico a largo plazo. El trabajo de Romer ha destacado la influencia de la Investigación y el Desarrollo (I&D) en el crecimiento sostenible. Si bien ya se reconocía la importancia del progreso tecnológico en el aumento de la producción, Romer continuó mostrando cómo las políticas públicas y las condiciones del mercado determinan el surgimiento de nuevas tecnologías. Antes de su trabajo, la influencia de la tecnología en el aumento de la producción era vista como residual. Nordhaus creó, en la década de 1990, en asociación con colaboradores, el Modelo de Economía Dinámica del Clima (Dice) Integrado, para estimar los costos del cambio climático. Este modelo reúne el conocimiento y los parámetros de física, economía y química para simular la evolución de la economía y el clima, y ahora se está utilizando en los análisis del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

A principios de octubre, la Fundación Nobel anunció a los ganadores de los premios de física, química, economía, medicina o fisiología y paz. La Real Academia Sueca de Ciencias selecciona a los galardonados en las primeras tres categorías. El Instituto Karolinska elige a los ganadores en medicina o fisiología y el Comité Noruego del Nobel, a aquellos por la paz. Una cuarta institución, la Academia Sueca, define al ganador del premio en literatura, que, debido a una crisis en la entidad, solo se conocerá en 2019, cuando debería haber dobles premios.

Republicar