Imprimir Republicar

Biología

Los termiteros de la Caatinga ocupan un área mayor que toda Gran Bretaña

Uno de los montículos de tierra, que tienen entre 2 y 4 metros de altura

Roy Funch

Con base en imágenes tomadas por satélite, el biólogo Roy Richard Funch, de la Universidad Estadual de Feira de Santana, presentó un estudio en junio de 2015, en el Journal of Arid Environments, sobre la abundancia de los termiteros de la Caatinga, el bioma que abarca el semiárido del nordeste brasileño, que alcanzan de 2 a 4 metros (m) de altura. En un estudio más reciente (Current Biology, 19 de noviembre), Funch y otros biólogos del Reino Unido y de Estados Unidos describieron el posible origen y las dimensiones de esa red de termiteros, que se conservó por hallarse en un área seca y deshabitada del interior de la región. Según ese trabajo, los 200 millones estimados de termiteros cónicos –que en la región se conocen con el nombre de murundus– no son nidos, sino depósitos de tierra resultantes de la excavación de túneles subterráneos interconectados. Vistos desde el aire, están ubicados a una distancia regular de alrededor de 20 m entre sí. Los montículos de tierra de hasta 9 metros de diámetro ocupan una superficie aproximada de 230 mil kilómetros cuadrados (km2), un área mayor que toda Gran Bretaña (209.300 km2), y se habrían formado hace entre 690 y 3.820 años. Es una edad similar a la de los termiteros más antiguos conocidos, en la República Democrática del Congo, en África, que tienen entre 684 y 2.335 años, 10 m de altura y 15 de base. Los científicos notaron que los túneles bajo los montículos de tierra nunca quedan abiertos. Por la noche, pequeños grupos de termitas (Syntermes dirus) salen por pequeños orificios, recogen hojas y los cierran nuevamente al volver.

Republicar