Imprimir Republicar

Geología

Más agua para el interior de la Tierra

Sismógrafos instalados en las islas Marianas monitorean las rocas que se hunden bajo el mar

Douglas Wiens

Según las conclusiones de un estudio llevado a cabo en la fosa de las Marianas, la más profunda del planeta, un abismo de 11 kilómetros (km) de profundidad y 2,5 km de extensión, lentas colisiones de las placas tectónicas por debajo del lecho oceánico podrían arrastrar tres veces más agua que lo previsto hacia el interior de la Tierra (Nature, 15 de noviembre). En ese lugar, la placa del Pacífico se desliza por debajo de la de mariana y se hunde en el manto de la Tierra. Científicos de la Universidad de Washington en Saint Louis y de la Universidad Stony Brook, en Nueva York, ambas de Estados Unidos, estudiaron los movimientos de la fosa durante más de un año por medio de siete sismógrafos en el fondo del océano y otros 13 ubicados en las islas Marianas. Los investigadores rastrearon la velocidad de las rocas cuyas hendiduras retienen agua bajo la forma de minerales hidratados. Las imágenes sísmicas indicaron que el área de rocas hidratadas en la fosa de las Marianas se extiende por casi 32 km debajo del lecho marino, una profundidad mucho mayor de lo que se pensaba. La cantidad de agua que llega a las profundidades bajo esa forma de minerales hidratados también es cuatro veces superior a lo estimado anteriormente. Al extrapolar esos datos apuntan un volumen de agua tres veces mayor penetrando en el manto en todo el mundo. Como no se acumula en el interior de la Tierra, el agua vuelve a la superficie cuando los volcanes entran en erupción. No obstante, por ahora la cantidad de agua que entra parece exceder a la que sale.

Republicar