Imprimir Republicar

Arqueología

Vestigios antiguos del uso de psicoactivos en Bolivia

Cueva del Chileno, en Bolivia, donde se encontró un bolso con alucinógenos

Juan V. Albarracin y Jordan M. Capriles

Un equipo internacional de antropólogos y bioarqueólogos identificó trazas de sustancias alucinógenas en un bolso de cuero de alrededor de mil años de antigüedad encontrada en los Andes bolivianos. El descubrimiento ocurrió cuando los investigadores buscaban registros de ocupaciones antiguas en abrigos cercanos al valle seco del río Sora, en la región de Sur Lípez, en Bolivia. Durante los trabajos, coordinados por la arqueóloga Melanie Miller, de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, encontraron un bolso de cuero con tablas de madera tallada, un tubo de aspiración, espátulas, tela de colores y fragmentos de varillas de plantas secas unidas por cordones de lana. Los investigadores encontraron también un bolso de piel de animal con una edad entre 905 y 1.170 años. Los análisis revelaron la presencia de compuestos psicoactivos tales como cocaína, bufotenina, psilocina, harmina y dimetiltriptamina – los dos últimos contenidos en la ayahuasca, elaborada de la hoja de un arbusto y la cáscara de una liana (PNAS, 6 de mayo). La sospecha indica que el bolso fue usado por chamanes en la conducción de rituales locales. Estos actuarían como intermediarios entre el mundo real y el sobrenatural, alcanzando estados alterados de conciencia para conectar a las personas vivas con deidades y ancestros que se pensaba que existían. Según los investigadores, es posible que el chamán que poseía el bolso haya consumido varias plantas diferentes en simultáneo, a fin de producir efectos diferentes o extender sus alucinaciones.

Juan V. Albarracin y Jordan M. Capriles Bolso con alucinógenosJuan V. Albarracin y Jordan M. Capriles

Republicar