Imprimir Republicar

Medio ambiente

Debido a las alteraciones del clima, puede faltar pan

Un cultivo de trigo en Europa

Wikimedia Commons

Las sequías severas y frecuentes pueden volverse comunes hacia finales de este siglo como consecuencia del cambio climático, con efectos simultáneos sobre hasta el 60% de las áreas del planeta en las cuales se planta trigo, el cereal responsable del 20% de las calorías ingeridas en el mundo. Estos datos son el resultado de simulaciones computacionales realizadas por investigadores de Europa y Estados Unidos bajo el liderazgo de Miroslav Trnka, especialista en análisis de eventos climáticos extremos y sequía del Instituto de Investigación sobre Cambios Globales de la República Checa. Los científicos han desarrollado una estrategia para cuantificar la escasez severa de agua en áreas productoras de trigo y el riesgo de que ocurran eventos múltiples y seguidos de sequías. Sin esfuerzos tendientes a reducir el aumento medio de la temperatura del planeta, casi dos tercios de los cultivos de trigo del mundo pueden enfrentar eventos simultáneos de sequía intensa hasta 2100. Actualmente existe el riesgo de que eso ocurra en un 15% de las áreas productoras de trigo. Reducir la emisión de gases que aumentan la temperatura a los niveles estipulados en el Acuerdo de París disminuiría más el daño que si no se hiciera nada. Aun así, sequías severas podrán afectar hasta a un 30% de las áreas productoras de trigo entre 2041 y 2070, causando escasez de alimentos, inestabilidad política y migraciones en masa (Science Advances, 25 de septiembre). Entre 1985 y 2007, el efecto de las sequías sobre las áreas productoras de trigo fue el doble que el registrado en el período 1964-1984. Según los autores, ni las estrategias de mitigación evitarían los episodios de sequía severa.

Republicar